Palios

16 julio 2009

Miércoles Santo, 7 de abril de 2009

Filed under: El Silencio, Esperanza, Macarena, Miercoles Santo, Semana Santa, Sevilla — vicentecamarasa @ 15:59

Hoy se incorporan los Otros Madrileños y vestidos para la ocasión, recibimos las bendiciones del Arzobispo. ¡Si nos viera la tía monja!

Para no romper todas las tradiciones quedamos con Teresa y Regina, donde el Maestro nos presentó: en Rioja con Velázquez para ver el Baratillo, la primera cofradía que me emocionó hasta hacerme saltar las lágrimas. (Cayetana preguntaría: ¿esto es cursi o excelso?)

Ya se sabe que las esperas son largas y que da para charlar de muchas cosas pero nunca pensé que en una de estas esperas un niño de once años me preguntaría: “¿Tú eres atea, agnóstica o cristiana? Es que yo estoy dudando entre ateo y agnóstico, ¿sabes?” Sin palabras. Decido pedir estampitas para los amigos de Jaén y así cambiar de tercio toreramente. Aprovecho que pasa un nazarenito y le pido una. Compungido me responde que no tiene pero que me puede dar una medallita sino me importa ¡Cómo me va a importar! ¡Eso es un tesoro mayor!

 

 

Teresa nos propone ver el Carmen Doloroso y nosotros decimos que nos parece bien porque el Jefe no nos dejaba verla. (Parece que ésta, definitivamente, va a ser una Semana Santa alternativa). Me gustó mucho, especialmente como la llevaban (los costaleros son de la OTRA) y como es una cofradía muy humilde todavía llevan gran parte del paso de Cristo sin dorar (la mentira barroca al descubierto) y el palio y el manto de la Virgen sin bordar lo que a mí me gusta mucho.

Seguimos con la Lanzada y quizás la anécdota del día: los varales del palio no iban bien sujetos y a cada paso de los costaleros, el palio se inclinaba hacia la derecha rozando todas las flores de los balcones y algún que otro esquinazo a pesar de los esfuerzos de costaleros y capataz con su constante y un punto nervioso “izquierda atrás, izquierda atrás”, consiguió llegar al final de la calle.

Cuando se paró a estudiar como iba a sortear las dificultades de la esquina, farol, balcón… decidimos marcharnos porque no llegábamos a la siguiente. Nos ponemos en marcha, cuando oímos a nuestras espaldas el abucheo de la multitud. Teresa, con ese puntito de maldad, quiere volverse para ver que sucede y si hay o no anécdota que recordar durante años. Regina la recrimina ¡no seas mala!

La noche se cierra viendo recogerse al Cristo de Burgos entre saetas y oscuridad.

Amparo Gómez-Rey

Anuncios

Dejar un comentario »

Aún no hay comentarios.

RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: