Palios

29 enero 2014

LA ANUNCIACIÓN CAVALCANTI. DONATELLO

Filed under: General — Etiquetas: — vicentecamarasa @ 15:40

Acaso sea una de las más bellas y logradas obras del maestro florentino, realizada tras su viaje a Roma (mediado de los años 30).

Encargada por el cardenal Cavalcanti para su capilla funeraria nos presenta el momento de la anunciación del ángel a María, que turba su gesto (aunque no su rostro) ante la sorprendente noticia. El cuerpo se echa entonces hacia atrás, dudando ante la magnitud del encargo, a la vez que la mano sobre el pecho sirve como gesto de afirmación y consentimiento.

El juego de ambos personajes se produce a dos niveles. Por una parte por medio de la mirada, que los une espiritualmente. Por otra a través de uun sutil juego de contrapostos (el brazo adelantado del ángel se corresponde al atrasado (y sobre el pecho) de María, mientras que el atrasado del ángel se contrapesa con la mano de la Virgen que sostiene el libro.

A través de estos métodos consigue crear (en dos figuras) una escena compacta y sutilmente relacionada que el espectador ve de forma unificada, pasando de una a otra sin ningún tipo de esfuerzo, pese a la distancia que les separa (Este juego de manos y movimientos contrapesados volverá a utilizarlo Leonardo da Vinci en su Anunciación, tal y como analizamos aquí)

Los rostros son de una belleza serena y exquisita, perfectamente romanos en sus peinados y perfiles, que muestran el conocimiento de la estatuaria antigua que Donatello había adquirido en Roma.

De la misma manera sus paños caen con la dignidad de unas togas romanas, de largos plegados, ocultando en parte un canon aún demasiado goticista (un tanto alargado).

La escena se encuadra en un fondo arquitectónico (las puertas del tabernáculo), de delicadas filigranas doradas con pan de oro con motivos de grutescos que, sin perturbar la acción principal, rodea a las figuras en un halo de exquisita intemporalidad (el famoso conciliato) y suave movimiento. Una burbuja  de belleza refinada en donde se suceden movimientos y miradas.

Alrededor de toda la escena, Donatello crea una arquitectura clasicista (pilastras, friso decorado con ovas y veneras) que abandona la severidad de un Brunelleschi para llenarse de grazia (los putti en terracota superiores) e incluso divertimento (las cabezas, heredadas de los grutescos, de los capiteles)

FOTOGALERÍA ENLAZADA DE DONATELLO

.

A Juan, con todo el cariño

Vicente Camarasa

Anuncios

1 comentario »

  1. Gracias Vicente, estupendas fotos y comentario de una de las obras que más me emocionan de nuestro admirado Donatello. Tu análisis es muy acertado, sutil y profundo, sin retóricas ni excesos, lo que demanda una obra llena de ternura y elegancia propia de su tiempo y de este gran artista.
    Las sensaciones que me provocan son profundas debido a su delicadeza expresiva, sobran las palabras y tú lo compartes conmigo, nuestros gustos son muy parejos. Gracias amigo.
    Juan

    Me gusta

    Comentario por Juan — 2 febrero 2014 @ 19:30


RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: