Palios

10 diciembre 2018

LECTURAS ICONOGRÁFICAS DE LA PRIMAVERA DE BOTTICELLI

Filed under: ICONOGRAFÍA — Etiquetas: , — vicentecamarasa @ 9:58

La cultura humanista de finales del siglo XV se volvió sumamente sofisticada, especialmente en el ámbito de los Medici en donde la academia neoplatónica comandada por Ficino marcó nuevas pautas para entender el mundo (y a la que tan cercana se encontró Botticelli)

Desde un punto mitológico nos encontramos en el Jardín de las Hespérides y (derecha) Céfiro rapta a la ninfa Cloris, primero de forma violenta, luego locamente enamorado por ella. De su amor surge Flora (vestido floreado) que ya se puede ver en la boca de Cloris de la que surge una flor.

En el centro se encuentra Venus y Cupido (el amor), las Tres Gracias y Mercurio, el mensajero de los dioses que aparta las nubes con su caduceo y representa la razón humana que puede elevarse hasta la divinidad.

Filosóficamente,   Gombrich habla del amor en sus distintas formas, desde el carnal e irracional de Céfiro, el que produce la belleza y la armonía en las Tres Gracias, a la perfección del amor (el llamado platónico) de Mercurio, lleno de divinidad. Es el paso de la acción al reposo y la contemplación de Mercurio con un paso intermedio, el baile armónico y compensado (tanto en lo estético como en lo simbólico, pues la gracias son la unión de la castidad, la voluptuosidad y la belleza, es decir, los tres prototipos de mujer: la virgen, la esposa y la amante)

Existía también una clave mucho más contemporánea que unía la narración mitológica con los hechos y personajes del momento: Caterina Sforza (derecha) y Simonetta Vespucci (al centro), amante del comitente de la obra Giuliano de Medici (Mercurio, izquierda)

Horst Bredekamp habla de un cuadro político: una alegoría de la Península Itálica: Flora (Florentia), Mercurio (Milán), Cupido (Roma), las Tres Gracias (Pisa, Nápoles y Genova), la ninfa Maya (Mantua) y Venus (Venecia).

Incluso (Chastel) habla de un profundo conciliato típico del antropocentrismo cristiano del Neoplatonismo, y si el Nacimiento de Venus también sería el Bautismo de Cristo, la Primavera se referiría a la Anunciación (Venus parecería embarazada y representaría las dos naturalezas de la mujer, la mortal y la divina, como tiene el amor en la mitología clásica) que crea un nuevo mundo y nos permitirá la entrada al paraíso.

Las teorías no acaban aquí y se ha hablado (derivado de unos versos de Poliziano) la representación de los 8 meses de año (menos los del invierno, considerados nefastos) y, por ende, del paso del tiempo entendido como algo cíclico

 

 

Anuncios

Dejar un comentario »

Aún no hay comentarios.

RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: