Palios

25 diciembre 2018

LOS ESCAPARATES BARROCOS

Filed under: belenes — Etiquetas: , — vicentecamarasa @ 8:07

Frente a la tradición italiana-napolitana de los presepri, en España se desarrollo (al menos desde el siglo XVI) toda una escuela belenística mucho menos conocida, debido a las dificultades de su visita, pues suelen encontrarse en clausuras.

Dentro de los monasterios (al modo de las grandes casas, en esta doble influencia entre lo profano y lo religioso que es nuestra edad moderna), existían habitaciones destinadas a la composición del belén o, más frecuentemente, belenes montados de forma definitiva en los llamados escaparates barrocos, especie de pequeñas urnas en donde se componían escenas (de santos, de la pasión, de la infancia de Cristo…) en donde las figuras se situaban en un marco realista de paisaje o interior.

Escaparate San Jerónimo

Bien lo podemos relacionar con las llamadas puestas en escena que estableció San Ignacio de Loyola para la meditación sobre una base realista.

En estos belenes el detalle predomina sobre la escena, componiendo escenas más o menos complejas en las que se intenta recrear las escenas como una verdadera pintura.

Tiene, además, un fuerte sentido de lo anecdótico con el que se pretende humanizar el relato evangélico, prestando un gran interés a vestidos, figuras y ambientes.

Por otra parte sus escenas no se ciñen exclusivamente a lo que nosotros conocemos, sino en realidad suelen hablar del ciclo de la infancia (con la anunciación o la visitación) o llegan a incluir otros escenas de complejo simbolismo

De la misma manera, es importante (a veces mucho) la fusión entre la escena y el mobiliario que lo contiene, siendo verdaderas obras maestras como esta de Torices.

Sin embargo el más espectacular belén monástico tipo escaparate que he visto nunca es el que guarda el convento de Santa Paula de Sevilla y que os invito a contemplar en Palios

23 diciembre 2018

EL BELÉN NAPOLITANO (PRESEPI) (2) TEMAS Y ESTÉTICA

Filed under: belenes — Etiquetas: — vicentecamarasa @ 7:29

Tras analizar su origen figuras y los escenarios, pasemos ahora a ver los temas y la estética. 

El Misterio suele aparecer en una cueva natural o una arquitectura ruinosa en donde es habitual la presencia de columnas y otros elementos clásicos, siendo el centro de los movimientos de todo el conjunto (Reyes Magos, músicos, otros personajes…).

Junto a la Sagrada Familia (idealizada y de riquísimas telas) suelen aparecer una corona de ángeles suspendidos de vaporosas y pasteles vestiduras. A veces, bajo el portal, aparece la cueva en donde habita el Diablo, de fuerte expresividad, que da a la escena un fuerte carácter teológico al Nacimiento.

 Los Reyes Magos.

Los fastuosos cortejos de los Reyes Magos con sus pajes, sus riquezas sin cuento, su exotismo casi oriental (como debía ser Nápoles), sus cortejos de músicos…, forman una clara dirección hacia el portal o ya en adoración. Existe un fuerte interés por resaltar el lujo uniéndolo a lo oriental (elefantes, vestiduras y turbantes, camellos…), pues en la memoria napolitana aún estaban vivos los ataques corsarios. Teológicamente significarían la aceptación por parte de los tres continentes (o las tres edades) de la divinidad de Cristo.

 Presepe de El Carmine. Nápoles

 Presepre. San Nicolá alla Caritá. Nápoles

Belén napolitano de la Estrella. Sevilla

Otros temas evangélicos: Anunciación a los Pastores. Matanza de los Inocentes…, con especial atención a este último por las posibilidades expresivas, a menudo casi terroríficas, al recrearse la acción de forma dramática e intensa.

Belén del Príncipe

Belén del Príncipe

La taberna (que recuerda el local en el que se les negó el alojamiento a María y José, y en donde suele aparecer el Diablo Belfagar disfrazado, herencia de la antigua Cantata dei Pastori teatral) en donde las clases sociales se juntan pero no se confunden, distinguiéndose por su vestimenta. En ella aparecen temas cotidianos como la comida y bebida, las riñas, los jugadores de cartas…

 Presepe de El Carmine. Nápoles

El mercado, sus bancos con toda clase de géneros alimentarios, verdadera explosión de formas y colores que, en una ciudad pobre como era la Nápoles de este tiempo, adquiere la forma como de un desquite del pueblo, una fantasía sobre un improbable mundo de sueño sin hambre. Como si, al menos una vez al año, el pueblo napolitano pudiera sentirse saciado ante el nacimiento. Es la gran zona de los fimimenti realizados en cera con frutas, pescados, carnes, verduras, calderos y demás cacharrería, aves…

Pesepri San Paolo Maggiore. Nápoles 

Presepre Santa María in Via Latta. Roma

.

La vida napolitana.

 El protagonista es la multitud napolitana que se agolpa en torno a la escena casi sofocándola en una profusión de colores e imágenes: miseria y novelas, figuras cómicas y dramáticas, animales locales y exóticos y una procesión de lisiados, ciegos, deformes que se contraponen al fasto oriental del cortejo de los Reyes Magos. El evento de la Navidad pasa a un segundo plano. Lo que cuenta es el espectáculo que se representa en torno al mismo, farsa y drama juntos.  

 Presepre San Nicolá alla Caritá. Nápoles

 Son los desocupados que charlan, las mujeres que se asoman a terrazas y cuchichean con las vecinas o chillan a los de abajo, los que duermen, hilan, venden, pescan…

Entre ellos suelen aparecer tipos grotescos, las distintas clases sociales, los tullidos y mendigos que tanto abundarían, la famosa figura de la Pulcinella (símbolo de lo napolitano, siempre hambriento pero digno, viviendo una vida teatral y de apariencias, y por qué no decirlo, de una cierta idealización del matonismo)

La vendedora de limonella, la hacedora de quesos (que representa el paso del año, la nueva vida tras la resurrección a través de la humilde ricotta)…

También es muy habitual (pues en el fondo es su origen iconográfico como ya vimos aquí) la figura durmiente del pastor Benino. 

Otros temas recurrentes: la torre sarracena, el molino (símbolo de la muerte con el molido del grano, y de la resurrección con la fabricación del pan), la fuente y la aguadora (símbolo de la virginidad de María), el pozo (asociado en Nápoles a María, existiendo numerosas iglesias de la Virgen del Pozo) 

Estética

Se unen en la estética del pesebre las dos corrientes que dieron forma al barroco. Dos tendencias en apariencia irreconciliables que, en el fondo, representaban a la perfección la sociedad bipolar (privilegiados-no privilegiados sin apenas clase media) típica del Antiguo Régimen y que es aún más evidente en las zonas agrícolas del sur de Europa.

Angel y hombre en camisón

Belén Museo de Escultura de Valladolid

Así tenemos un realismo crítico, casi sarcástico, que coincidiría con los ideales barrocos de acercamiento al pueblo, haciéndole partícipe del evento religioso a través de la identificación con el paisaje y el paisanaje, llegando a menudo a la caricatura.

Por otra parte, utiliza también otro típico recurso barroco, el de contraste, el de la pobreza y terrible realidad de la vida cotidiana frente a la idealización y riqueza de magos y Misterio (ya casi rococó).

 Se trata de una visión a la vez crítica e idealizada de la pobreza, muy emparentada con las escenas de género que ya se habían comenzado a desarrollar en el XVII con Caravaggio y sus seguidores. Un sutil instrumento del poder que se impone de una forma blanda (De la Flor) marcando claramente las diferencias interclases, criticando a la clase más pobre pero permitiéndola participar en el acontecimiento religioso.

Presepe de El Carmine. Nápoles

Hay junto a ello un gusto por lo anecdótico y también por lo exótico (que según Maravall es un truco constante para producir una sensación de extremosidad, de clausura de la normalidad para entrar en los reinos de la fantasía)

Músico. Presepre San Nicolá alla Caritá. Nápoles

Para ver origen, figuras y escenarios

 

TODOS NUESTROS POST SOBRE EL BELÉN NAPOLITANO

21 diciembre 2018

EL BELÉN NAPOLITANO(1). Origen, figuras y escenarios

Filed under: belenes — Etiquetas: — vicentecamarasa @ 16:26

Presepi en Santa María in Via Latta. Roma

En Nápoles, hacia la mitad del Quinientos, con el abandono del simbolismo medieval, nace el Belén moderno. La tradición atribuye el mérito a San Cayetano de Thinee, que construyó en 1534 en el oratorio de Santa Maria de la Stalletta, en el Hospital de los Incurables, un gran Nacimiento con figuras de madera fijas vestidas según la costumbre de la época. Bajo esta huella a lo largo del Quinientos se realizaron numerosos belenes en las iglesias y monasterios, pero habrá que esperar hasta el siguiente siglo para afirmarse en los belenes móviles con figuras articuladas, cuyo primer ejemplo fue el realizado por los padres Escolapios en la navidad de 1627.

Ya en el siglo XVIII cuando se popularicen en el Reino de Nápoles.(Presepi)

Primero serán las iglesias y muy pronto los palacios en donde los nobles llegarán a rivalizar por la riqueza de sus presepi, encargando a afamados artistas su creación (Guiseppe Sanmartino, Francesco Celebrano, Lorenzo Mosca o los hermanos Vasallo), llegándose a arruinar incluso.

El belén de los duques de Cardona

En el setecientos se produce una verdadera fiebre del belén en Nápoles que contagiara a todos.

El mismo Carlos III (por entonces rey de las Dos Sicilias) , apasionado de la mecánica y hábil en los trabajos manuales, realizará personalmente ayudado por arquitectos y escenógrafos de la corte, el aparato escénico del Nacimiento en los salones reales mientras que la reina María Amalia, realizara las figuras con telas con diseños minúsculos tejidas en exclusiva para este fin en las fabricas reales de S. Leucio. Los nobles y ricos burgueses no quieren ser menos y realizan también en sus palacios belenes fastuosos. Los belenes más bonitos reciben la visita del Rey y también el pueblo es admitido dentro de las casas patricias para admirar estos nacimientos.

Las figuras (pastori)

Terciana. Belén del Príncipe

Solían tener un tamaño de 30-35 cm (terciana), aunque existían cambios en su escala según la cercanía o lejanía del espectador. Se elaboraban por medio de un armazón de alambre forrado de estopa al que se acoplaban las extremidades (habitualmente articuladas)

Armazón figura. Belén del principe

Las testinas en madera o terracota (testinas: cabezas, cuello y pecho) se policromaban y se colocaban postizos de cristal (es habitual en los belenes unitarios encontrar la posición de las manos repetidas en un mismo gesto que pueda adecuarse a distintas acciones: señalar, coger objetos, hacer gestos elocuentes…).

Estas figuras se vestían y se adornaban con numerosos accesorios (finimentipendientes, sombreros, báculos, pequeños objetos en miniatura…).

Finimenti. Belén del príncipe

Los animales más grandes son todos de terracota, madera o cera, siendo también de este último material policromado los alimentos. (El gusto por todos estos elementos podría relacionarse con la cada vez más importante pintura de género, especialmente de naturaleza muerta)

Belén del príncipe

Los escenarios.

En relación con la estética del barroco efímero, las escenografías teatrales y los cuadros de paisajes(en especial de las ruinas recién descubiertas de Pompeya y Herculano), el presepe tiene muy en cuenta la escenografía.

Presepe en El Carmine. Nápoles

Ésta actúa de una doble manera. Por un lado se crea una imagen unitaria y de visión frontal de todo el conjunto, mientras que dentro de ella se generan espacios concretos que han de ser observados desde diferentes puntos de vista, obligando al espectador al desplazamiento. Suelen ser estos últimos perspectivas en diagonal, en general bastante aceleradas a base del tamaño de casas y figuras que provocan fuertes líneas de fuga, y que culminan en paneles pintados.  

Entre los escenarios se encuentran los de carácter natural (cuevas, montículos, ríos y cascadas, golfo de Nápoles, el eterno Vesubio que suele aparecer en el fondo…Al contrario de lo que será el siciliano, abundarán los paisajes tormentosos), junto a otros arquitectónicos por completo alejados de la época histórica y artística de Belén en el I siglo d C. (curiosamente, y al contrario del belén popular español, no aparecerá nunca la arquitectura de casa cúbicas y encaladas típicas de la zona, como tampoco se recreará el paisaje desértico ni siquiera el clima de invierno apareciendo a menudo flores, árboles con hojas en pleno invierno).

Presepe Museo de Artes Decorativas. Madrid

En un culto a la ruina (típico del rococó) se funden restos de arquitecturas de distintos periodos (desde la ruina griega o romana, al románico, el gótico o el barroco dieciochesco, pasando por la típica arquitectura popular de casas apiñadas y en pendiente de los antiguos burgos medievales, llenas escalinatas, callejuelas, porches y terrazas con flores, gatos…).

Su material suele ser madera policromada a la que pueden unirse elementos naturales (parras, ramas de árboles…), utilizando la pintura para crear fondos y falsas perspectivas (ríos y cascadas, Vesubio, mar, interior de las casas….), en una unión de artes tan típicamente barroca.

Es habitual la aparición del escaparate (como era también típico en el ámbito conventual hispano) que convierte al belén en una escena fija y transportable

 Para ver la segunda parte: temas y estética

TODOS NUESTROS POST SOBRE EL BELÉN NAPOLITANO

 

24 diciembre 2017

UNA VEZ MÁS, EL BELÉN DE SAN JUAN DE DIOS, SEVILLA. 2017

Filed under: belenes — Etiquetas: , — vicentecamarasa @ 7:44

Como todos los años, el belén que se monta en San Juan de Dios, Sevilla, resulta magnífico y diferente. Vedlo vosotros mismos.

24 diciembre 2016

ESTA NOCHE ES NOCHEBUENA… UN MARAVILLOSO BELÉN EN SAN JUAN DE DIOS. SEVILLA

Filed under: belenes — Etiquetas: — vicentecamarasa @ 10:21

Más que un belén propiamente dicho, se trata de una escena de género, la tarde de nochebuena en un cortijo andaluz del siglo XIX en donde la señora se afana en que todo quede dispuesto mientras la vida transcurre a su alrededor, y los niños juegan a pintar en las paredes mientras otros trabajan en el encalado, aparece el cura y la guardia civil, las cigüeñas levantan el vuelo, se carga el carro, los ajarillos en sus jaulas, los niños cantan villancicos…

Dirigido por Rosa Linares con figuras de Rafa Guerra.

29 diciembre 2015

UN BELÉN NAPOLITANO EN LA ESTRELLA. SEVILLA. DICIEMBRE 2015

Filed under: belenes, Madrid — Etiquetas: , — vicentecamarasa @ 12:27

 

PARA SABER MÁS SOBRE LOS BELENES NAPOLITANOS

26 diciembre 2015

EL BELÉN DEL PALACIO REAL. DICIEMBRE 2015

Filed under: belenes — Etiquetas: — vicentecamarasa @ 8:31

Este belén es una de mis citas obligadas todas las navidades, pero nunca lo he visto tan hermoso y lleno de vida.

Las figuras, como siempre, son magníficas, pero esta vez se han esmerado mucho en dotarlas de ese carácter pintoresco y cotidiano que es una de las grandes características de estos belenes napolitanos.

Como he podido realizar varias fotografías he hecho un pequeño video para que lo disfrutéis

Para saber mucho más del belén napolitano.

Lo que querido musicar con una pieza que últimamente me fascina, una versión del Ave María sobre el intermedio de Cavalleria Rusticana de Mascagni interpretado por plácido Domingo y Sissel que podéis ver aquí entero

24 diciembre 2015

UN PEQUEÑO PRESEPI NAPOLITANO EN SAN ISIDRO. 2015-16

Filed under: belenes, Madrid — Etiquetas: , — vicentecamarasa @ 9:57

 

TODOS NUESTROS BELENES NAPOLITANOS

16 diciembre 2015

UN VÍDEO DE NUESTRO BELÉN

Filed under: belenes, General — Etiquetas: — vicentecamarasa @ 18:56

gggggggggggggdscn0801

PINCHA AQUÍ

.

 

23 febrero 2015

DOS ESCENAS DE BELÉN DE LA ROLDANA

Filed under: belenes — Etiquetas: , — vicentecamarasa @ 21:18

En el museo del Palacio del Infantado de Guadalajara he encontrado estos dos deliciosos grupos de la Roldana pertenecientes al monasterio de Soteprán.

Como ya analizó Berthold en un artículo de sdelbiombo, la escultora pasó de Sevilla Madrid, ocupando el cargo de escultora de cámara de Carlos II.

En este periodo su estilo se fue dulcificando y frente al gran barroco del XVII evoluciona hacia modos rococós (en ocasiones tildados como más femeninos) que tenían como referente a Alonso Cano.

Los tamaños se reducen, pues son objetos para la piedad privada, tanto laica como de los monasterios, y se dulcifican las formas y expresiones que se llevan al escenario de lo cotidiano (aunque bellamente idealizado) sin caer en los lujos y exotismo de los belenes napolitanos que analizamos aquí.

La técnica es terracota policromada, y como peculiar marca de estilo no hay más que observar las narices respingonas y el ondular de los cabellos hacia atrás de los ángeles

UN MAGNÍFICO ARTÍCULO SOBRE LOS NACIMIENTOS DE LA ROLDANA

 

TODOS NUESTROS POST SOBRE LA ROLDANA

Vicente Camarasa

Older Posts »

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.