Palios

14 junio 2017

LA DEESIS

Filed under: Gótico, ICONOGRAFÍA — Etiquetas: , — vicentecamarasa @ 6:54

Deesis protogótica. Museo Marés. Barcelona

Su origen, como el de tantas iconografías, se encuentra en el mundo bizantino.

Mosaico de Santa Sofía

La Virgen y San Juan se sitúan a ambos lados del Pantocrator en actitud de súplica (en griego la palabra significa plegaria), convirtiéndose en intercesores.

San Juan del Hospital. Valencia

Su llegada a Occidente (en torno al siglo XII) coincide con un cambio de la sensibilidad religiosa plasmado en dos grandes aspectos.

Alba de Tormes

Como vimos aquí, se comienza a pasar del Maiestas Domini (Cristo triunfante en la Cruz que no sufre) al crucificado de tres clavos en donde va adquiriendo cada vez más importancia lo humano, los sentimientos, la empatía provocada por los dolores y sufrimientos de la Pasión.

Por otra parte, y en el mismo sentido de humanizar la religión, la Virgen gana importancia en sus múltiples iconografías, convirtiéndose en intercesora entre Dios (que también es su propio hijo) y la humanidad.

Debido a esto la Deesis bizantina cambia el Pantocrator por un crucificado, manteniéndose  San Juan y la Virgen a sus pies que establecen la intercesión a la vez que señalan el sufrimiento de Cristo.

Museo Diocesano de Cuenca

La iconografía será habitual desde mediados del XII, aunque con el tiempo la función intercesora pierde fuerza para convertirse en tema narrativo (El Calvario) que incide más en lo ejemplificante del episodio que es la piedra angular de la doctrina cristiana (la muerte de Cristo y su posterior resurrección son el eje de la religión, rompiendo con el mundo antiguo y abriendo la posibilidad de Otro Mundo)

Retablo de San Román. Toledo. Siglo XVI

Derivado de esta iconografía aparecerá también en estos momentos el tema del descendimiento, como ya vimos aquí

 

14 enero 2015

CLAUS SLUTER. SEPULCRO DE FELIPE EL ATREVIDO

Filed under: Gótico — Etiquetas: — vicentecamarasa @ 8:45

Durante los siglos finales de la Edad Media, el ducado de Borgoña fue una de las vanguardias culturales y artísticas europeas (en ella se desarrollará el más sofisticado gótico internacional o será la cuna de toda una forma de entender el protocolo y los comportamientos cortesanos que influyeron en lugares tan lejanos cono Italia, la grazia del Quattrocento, o el protocolo español a través de la herencia de Carlos V).

En el terreno escultórico, el gran escultor de Europa (tan sólo comparable con Gil de Siloé en España) será Claus Sluter, escultor de cámara de Felipe el Atrevido y su hijo Juan sin Miedo.

Entre sus obras maestra se encuentra este magnífico sepulcro de Felipe el Atrevido, muerto en la batalla de Poitiers, originalmente en la Cartuja de Champoll (panteón dinástico).

Su estructura general (que posiblemente heredó de su maestro, Jean Marville) es la tradicional en el momento: túmulo exento que ocupa la escultura yacente en su parte superior, acompañado de un ángel y un león.

Su verdadera innovación son las caras verticales. En ellas, y entre un bosque de baquetones y arcos conopiales, hace surgir una verdadera multitud de monjes (los plorones).

Las figuras son (pese a su pequeño tamaño) de una monumentalidad excepcional, tema al que contribuye el tratamiento macizo de sus paños, tan pesados, que caen en cascada sobre sus cuerpos.

El tratamiento de sus pliegues tiene mucho de dignidad romana (posiblemente uno de sus influencias) y se encuentran a la altura della Quercia o Donatello.

Junto a esto, el autor se muestra sumamente interesado por la individualizaión de sus figuras y, a la vez, su conexión con sus acompañantes.

De esta manera encontramos un delicioso catálogo de actitudes y gestos, desde los que se esconden bajo su casulla, encerrados en sí mismos, a los que quisieran arrancársela, los que rezan absortos, los que conversan en voz baja, los que se unen con la mirada perdida en un punto indefinido.

Es el triunfo de los sentimientos tan característico del mundo gótico, un antropocentrismo doloroso, el que nos habla de nuestra incapacidad para poder comprender y asumir la muerte

8 enero 2015

LA PORTADA DE LOS PIES DE SAN VICENTE DE ÁVILA. PROTOGÓTICO ESPAÑOL

Filed under: castilla león, Gótico — Etiquetas: , — vicentecamarasa @ 18:40

La frontera entre el románico y el gótico es verdaderamente imprecisa, especialmente en España, que no crea la propia evolución del estilo, sino que termina derivando de formas francesas.

Por otra parte, y precisamente por esta subordinación a formas foráneas, es habitual que estilo, iconografía e ideología no vayan parejas, y se adelanten unas a otras.

De esta manera el pórtico de la Sarmental de Burgos que analizamos aquí es una iconografía románica en formas góticas o el propio Pantocrátor de Carrión de los Condes funde ambas tendencias (iconografía románica con una caligrafía, la que delinea los paños, de gusto gotizante).

Aún más. La pluralidad de románico y protogótico francés hace que los modelos e influencias sean aún más complejos de analizar.

Por todo ello la palabra protogótico es amplia y a veces demasiado vaga (ved este artículo en donde la analizamos).

En el ámbito hispano se suele poner al maestro Mateo como ejemplo clásico de este protogótico.

Sin embargo una figura como la suya no ha podido surgir sobre la nada. Necesita maestros, viajes, modelos…

Posiblemente (Yarza), uno de ellos sea el escurridizo maestro Fruchel que fue arquitecto y escultor (como Mateo), y una de cuyas posible obras podría ser esta portada de los pies de San Vicente de Ávila

Sus orígenes pueden ser borgoñones de los que toma las tempranas bóvedas góticas, el arco apuntado o la fachada entre torres con profundo pórtico.

También son típico de lo borgoñón la flora carnosa (que luego será tan habitual en Mateo)

 o las figuras de canon sumamente alargado.

Su estilo, partiendo de estos presupuestos, tiende a figuras de enorme dignidad que ya son capaces de moverse y relacionarse entre ellas (como podéis ver en los apóstoles de las jambas).

También muy propia es la forma de mover los paños, pegados a la anatomía y de menudos y curvilíneos pliegues.

O los rostros que, sin perder solemnidad, sí se alejan del hieratismo y están ya más cercanos de la idealización y finura que podemos ver en el Pórtico Real de Chartres.

En cuanto a las figuras, las articulaciones se mueven con más libertad, componiendo formas mucho más complejas de las que no son habituales en el mundo románico.

 

15 julio 2014

LA CIRCUNCISIÓN DE GIL DE SILOÉ EN LA CAPILLA DE LOS CONDESTABLES

Filed under: castilla león, Gótico — Etiquetas: , — vicentecamarasa @ 5:18

En las obras de restauración de la capilla de los condestables (Catedral de Burgos) en 1995, se encontraron en las claves de sus bóvedas estrelladas una serie de relieves realizados por el taller de Gil de Siloé.

Son 16 apóstoles (posiblemente obra de taller) y dos alto relieves, la Presentación en el templo y esta circuncisión.

Es muy probable que se traten de partes del retablo de San Pedro del que resta tan sólo en la capilla el Cristo Crucificado.

Esta magnífico relieve circular nos aproxima al estilo del maestro en la Cartuja de Miraflores, con una talla severa y profundamente geométrica (habitual en la madera) de raíces germánicas y flamencas en donde las figuras presentan una fuerte volumetría, con escasos detalles, escasos y duros pliegues y emoción contenida cuyo diseño general (anticipándose a las formas renacentistas) se adopta perfectamente al formato circular

.

FOTOGALERÍA ENLAZADA DE GIL DE SILOÉ

 

Vicente Camarasa

 

29 junio 2014

LOS SEPULCROS DE LA CAPILLA DE SAN JUAN Y SANTA CATALINA (DEL DONCEL) EN LA CATEDRAL DE SIGÜENZA

Filed under: CASTILLA LA MANCHA, Gótico — Etiquetas: , , — vicentecamarasa @ 7:23

Todo el mundo la conoce por el famoso sepulcro del Doncel, pero esta capilla, propiedad de los Arce, es todo un micromuseo (como lo era ya los retablos de la misma catedral que vimos aquí) de escultura renacentista.

La capilla se renueva en el siglo XV, cuando la cabecera románica es reformada, convirtiendo los dos ábsides laterales junto al altar son reconvertidos en girola y los otros dos en capillas (el de la izquierda se convierte en panteón de los Arce).

El más famoso de los sepulcros es el del hijo menor, Martín Vázquez de Arce, militar que muere en la conquista de Granada (ahogado en la acequia Gorda, tal y como detalla la inscripción).

La estructura del enterramiento (en torno a finales del XV) aún conserva los florones góticos (como gotizantes también son las pinturas superiores, recientemente restauradas).

La parte inferior (con dos pajes sujetando un escudo y enmarcados en una flora de gran volumen y calada, al modo de los Guas o Colonia) también acusa esta influencia.

La propia figura del Doncel (atribuida por Yarza a Sebastián de Almonacid, que trabaja con Guas y Egas) es una mezcla del virtuosismo en los detalles y texturas en la línea que marcara Gil de Siloé (en la cota de malla, loriga o incluso las propias hojas del libro) y con una cierta melancolía típica de la época (frente a la intemporalidad del renacimiento pleno del sepulcro de su hermano o sus padres.

Sin embargo, lo realmente novedoso es cómo la figura ya no se muestra yacente sino que levanta su tronco y, totalmente vivo, ojea su libro (como lo hace ya el Tostado de la catedral de Ávila), el gran emblema del Renacimiento, la imprenta y el conocimiento como una forma de retornar a la Edad Dorada.

Pero aún más, el Doncel ya es un retrato y no una pura idealización, la de un hombre que sobrevive a la muerte a través de su fama (la militar pero también la humanista), uniendo en su figuración el tópico de las armas y las letras que florecerá en el Renacimiento temprano (como los retratos ecuestres que hicieran Ucello o Castagno de los condottieros o, ya en territorio hispano, llegará a su cénit con el famoso discurso sobre las armas y las letras del Quijote)

 

TODOS NUESTROS POST SOBRE SIGÜENZA

 

14 agosto 2013

EL RELICARIO DE SAN DONATO

Filed under: Gótico — Etiquetas: — vicentecamarasa @ 6:37

En Arezzo, Toscana, se conserva esta magnífica pieza donde guarda alguna de las reliquias (otras en el Duomo) de San Donato, patrón de la ciudad que es conmemorado el 7 de agosto.

Situado en la magnífica cripta de Santa maría della Pieve y realizado en el siglo XIV con oro y piedras preciosas resulta de una dignidad y riqueza extraordinaria que ahora podemos admirar tras su reciente restauración


3 julio 2013

LA CAPILLA DE SANTA ANA EN LA CATEDRAL DE BURGOS (1) GIL DE SILOÉ

Filed under: Gótico — Etiquetas: , — vicentecamarasa @ 7:09

Como ya hemos visto en otras ocasiones (Cartuja de Miraflores), la obra de Gil de Siloé habríamos de enmarcarla en el último gótico que une influencias del internacional (por sus perspectivas sumamente alzadas, el gusto por la riqueza, la multiplicidad de escenas, totalmente abarrotadas…) y de los primitivos flamencos (sus duros plegados, cierto hieratisto típicos de la primera generación flamenca, como los Eyck, el gusto por el detalle).

Su obra, siempre asombrosa en tamaño y detalles, la realizó con un amplio y bien organizado taller.

En este caso la obra es rigurosamente coetánea con el sepulcro de Miraflores. Una primera mirada nos dará la certeza de una mayor colaboración del taller (siempre mayor en el trabajo en madera, en donde se sentía mucho menos seguro que en el alabastro)

Como es habitual en el autor no recurre a la organización tradicional de cuerpos y calles. Por el contrario, casi realiza un relieve sobre el aire, incluyendo el muro en su desarrollo. Si observáis toda su parte central, la madera crea grandes huecos, como una especie de cenefas gotizantes que rodean las escenas principales.

A ambos lados, dos calles laterales separadas por baquetones, recrean las escenas secundarias.

Para cerrar visualmente el conjunto se establece (abajo) una gran predela corrida (con un Cristo varón de Dolores) y una serie de pináculos y gabletes, totalmente dorados.

La iconografía responde a un modelo clásico: el árbol de Jesé (abajo) desde el que arranca el árbol genealógico de Cristo que pasará por la el abrazo de la Puerta Dorada y llegará a la Virgen con Niño.

Las escenas laterales se representan escenas de la infancia y pasión de Cristo a las que acompañan las figuras de los comitentes , el Obispo Acuña.

Las escenas se encuentran superpobladas, con un absoluto desprecio por la perspectiva, amontonando las figuras.

De la misma manera no hay un interés por la expresión y sí por el impacto global de la escena, así como por el trabajo de detalles de telas y arquitecturas que crean una potente visión que deja sin aliento al espectador

 

UNA FOTOGALERÍA ENLAZADA DEL ESCULTOR

Vicente Camarasa

11 noviembre 2011

DOS DESCENDIMIENTOS PROTOGÓTICOS. Erill la Val y San Joan de las abadesas

Filed under: CATALUÑA, Gótico — Etiquetas: — vicentecamarasa @ 16:43

En la Cataluña tardorrománica (o protogótica) se desarrolló un tipo de tema pasional bastante repetido: el descendimiento de varias figuras independientes para su colocación en el altar, sobre un gran madero horizontal que lo eleva sobre el espectador, tal y como se ha colocado la réplica de Erill la Vall (siglo XII) (VALLE DE BOÍ)

Algunos autores han señalado la influencia del teatro religioso representado en los atrios de las iglesias como origen de su representación, pasando ya del mundo simbólico del románico a la experiencia sensitiva del gótico (que se ve reafirmada por los intentos de movimiento y relación de las figuras, su búsqueda de expresividad en lo corporal, el gusto por el patetismo en ciertas figuras, o la propia elección del momento elegido, muy diferente a las maiestas domini románicas, como podéis ver en el famoso Cristo de Doña Sancha)

Frente a ellos, la Virgen aún se representa como una madonna bizantina de espectacular tocado y volumen.

 Si pasamos a nuestro segundo descendimiento (San Joan de las Abadesas), cercano a mitad del XIII veremos algunos cambios (además de la policromía conservada) que nos darán una visión del cambio producido.

Por una parte observamos una singularización mayor de los personajes (sólo basta comparar la Virgen con la anterior), unos cánones más esbeltos y un mayor realismo que elimina ciertas convenciones anteriores, a la vez que elimina geometría de los cuerpos.

Sin embargo (y esto ya es un pura opinión personal), pese a los avances técnicos producidos, la potencia y dominio de olos volúmenes del maestro de Erill la Val me siguen pareciendo verdaderamente insuperables. Ya me diréis vosotros qué opináis.

Erill La Val

San Joan de las Abadesas

 Vicente Camarasa

4 octubre 2011

DOS CRISTOS MEDIEVALES EN SAN JUAN DE ALBA DE TORMES

Filed under: castilla león, Gótico — Etiquetas: , — vicentecamarasa @ 6:04

 Además de su magnífico apostolado románico, la iglesia de San Juan custodia algunas obras verdaderamente notables. Hoy nos fijaremos en dos Cristos muy distintos

En uno de sus muros podemos contemplar este magnífico Calvario protogótico en donde nos encontramos aún un Cristo no sufriente acompañado por la tradicional Deesis (San Juan y la Virgen) de tipos dolorosos estereotipados que nos hablan de un paso al mundo de los sentimientos gótico con técnicas románicas.

Su estado tan deplorable viene de su descubrimiento, emparedado en el muro de la sacristía de la extinta iglesia de Santiago.

Casi un siglo posterior es el Cristo de uno de los ábsides, perfecto ejemplo de gótico maduro en su paso hacia el manierismo. Muy alargado y doloroso mantiene la típica configuración en Y, que algunos autores relacionan con el mundo templario (por su forma de pata de oca) aunque lo cierto es que era una tipología centroeuropea fácilmente rastreable en el Camino de Santiago

Vicente Camarasa

Blog de WordPress.com.