Palios

13 junio 2018

UNA VANITAS “CIENTÍFICA” DEL BARROCO

Filed under: ICONOGRAFÍA — Etiquetas: , — vicentecamarasa @ 7:10

El barroco es un movimiento complejo que, entre sus múltiples paradojas, es la culminación (hasta el exceso) de todo el simbolismo generado en siglos anteriores (en sus múltiples formas, desde el símbolo a la alegoría) y, a la vez, su progresiva destrucción a través del método científico que se está desarrollando en su interior y que culminará ya en el siglo XVIII.

En esta tensión entre lo imaginario y lo puramente racional se mueve esta magnífica lámina de la Biblioteca Nacional Española en donde la parte baja es un verdadero atlas anatómico en donde se clasifica con rigor científico los distintos tipos de huesos (un verdadero manual de estudio y conocimiento)

Sin embargo, lo imaginario, aún entroncado con la metafísica y el mundo simbólico creado por la Contrarreforma, se superpone en la parte superior, en donde los huesos “toman forma” y se convirtienten en una escena de ultratumba (bastante paganizante, por otra parte, como podemos ver en la aparición del obelisco o las posturas de sus huéspedes). Una vanitas

Crisóstomo Martínez. Atlas anatómico. París. Finales siglo XVII

Anuncios

9 mayo 2018

SOBRE LA TUMBA Y LA MUERTE EN EL BARROCO ROMANO

Filed under: ICONOGRAFÍA — Etiquetas: , , — vicentecamarasa @ 8:07

Santa María del Popolo

Ya analizamos en otro artículo  la imagen de la muerte en el barroco hispano (vanitas)

 Veamos hoy otra forma de plasmar este mundo de ultratumba que tanto le debe a Bernini, completamente distinto al hispano.

Capilla Chigi. Santa María del Popolo

Como ya comentara Mâleel esqueleto y la calavera serán las grandes iconografías del barroco romano. Un esqueleto curiosamente alado que nos interpela, sustenta los clípeos, acaso nos sonríe malignamente.

San Pietro in Vincoli

 Quizás el primero de ellos lo imaginara Bernini para una capilla en San Lorenzo in Dámaso. Su éxito fue extraordinario y el modelo se repetiría en esculturas, estucos, pinturas y composiciones de piedras duras.

Sepulcro de Alejandro Valtrini 

También lo utilizaría en el solado de la capilla de Santa Teresa en Santa María Della Victoria

A partir su uso se vuelve constante

San Francesco in Ripa

San Pietro in Vincoli

Santa maría de l´Orazione e morte

San Francesco in Ripa

Quizás la representación más inquietante de esta muerte la realizará de nuevo Bernini para la tumba de dos Papas: Urbano VIII y Alejandro VII , ambas en el Vaticano. Mientras en la primera el esqueleto se aplica en arrancar los títulos (la memoria) del fallecido.

En el segundo, aún más escenográfico, un nuevo esqueleto levanta un pesado paño de mármol anaranjado dejándonos ver la puerta que se convierte en una puerta al más Allá.

Junto al esqueleto, también será redundante la calaveraUna calavera de nuevo alada que recuerda a un putti (la imagen del amor de Cupido) a la que el pensamiento barroco (tan amante siempre de las contradicciones) cambia el sentido, pasando del amor y la carne de sus sonrosados mofletes a la muerte y la aridez de los huesos que nos miran sin ojos, sólo las cuencas vacías.

Santa María in Cosmedin

Santa María sopra Minerva

Pero la presencia de la muerte no sólo queda en esas figuras. Hace unos meses hablábamos aquí de las reliquias en el mundo barroco italiano.

Su constante presencia, a menudo obsesiva, nos hablan perfectamente del mundo barroco, tan amante de los placeres como gran frecuentador de la muerte, algo que en nuestra sociedad, laica y materialista, ha desaparecido y no nos deja percibir con claridad la importancia que tenía la muerte en la vida cotidiana (en aquella vida cotidiana del siglo XVII en donde las personas agonizaban y morían en sus casas y las grandes epidemias la mostraban con una cotidianidad que a nosotros nos resultaría verdaderamente terrible pero al hombre barroco le recordaban, de nuevo la paradoja, la importancia de vivir ante lo incierto que siempre se presenta el destino)

 No deberíamos olvidar tampoco el aspecto morboso de todas estas manifestaciones (que atraían peregrinos y donativos), ni tampoco el mensaje de poder que tienen los sepulcros y monumentos funerarios que cimentan el prestigio de unos apellidos.

UNA FOTOGALERÍA enlazada DE BERNINI

25 abril 2018

NIÑO JESÚS SALVATOR MUNDI

Filed under: ICONOGRAFÍA — Etiquetas: , — vicentecamarasa @ 7:25

Círculo Dionosio de Ribas

En 1457, el papa Calexto III, creó esta festividad del Salvator mundi para conmemorar la victoria contra las tropas turcas en Belgrado.

Círculo Martínez Montañés

En ella, se recurre a la tradicional iconografía del pantocrator románico, sustituyendo el libro por una Bola crufífera (el mundo que él vigila y protege) , mientras que la otra bendice.

El Greco

Tomado de wikipedia

Muy pronto esta iconografía que pasará al Niño Jesús a partir del siglo XVI.

Niño Jesús de Praga

Tomado de wikipedia

Se trata habitualmente de Niños desnudos que permitan ser vestidos, como el famoso Niño de Praga, que en Andalucía también se relacionarán con la procesión del Corpus.

Decoración de un altar del Corpus. Sevilla

Su extensión, especialmente por conventos y por la zona andaluza fue verdaderamente notable

Jerónimo Hernández

Martínez Montañés

Pedro de Mena

Roelas

El curioso Menino de cartulinha

18 abril 2018

EL REY DAVID, POETA Y MÚSICO

Filed under: ICONOGRAFÍA — Etiquetas: — vicentecamarasa @ 10:28

Antelami. Baptisterio de Parma

Hace un tiempo analizábamos la figura del Rey David como vencedor del mal (vinculándolo con Hércules) o de la tradicional iconografía de David y Goliat y su evolución

Fachada monasterio de Ripoll

Hoy queremos ver otra versión del mismo. El rey poeta y músico, íntimamente vinculado con el Cantar de los Cantares, una pieza clave en el renacimiento femenino del gótico, la cultural provenzal y trovadoresca o el propio misticismo.

Pórtico de las Platerías. Santiago de Compostela

En esta iconografía se entrecruzan distintos significados.

Por una parte se nos representa el texto bíblico del monarca como intelectual, por lo que se unen significados aúlicos (derivados del mundo bizantino y carolingio) con otros sacros (en numerosas ocasiones, como la obra que abre el artículo, los músicos que le rodean hacen el número cuatro, posiblemente en conexión con los tetramorfos) mientras David nos recuerda de forma evidente la forma entronizada del Pantocrator.

No es de extrañar que el siglo XII (y vinculada con la progresiva emergencia de las monarquías medievales frente al anterior feudalismo) se produzca una fuerte expansión de esta iconografía

David y Salomón en el Patio de Reyes. Escorial

(Toda una reflexión sobre los monarcas: Carlos V como el rey David, guerrero pero también sensible a las artes, y Felipe II como Salomón, su hijo, el rey sabio)

Junto a ello existe una nueva contaminación clásica que de esta forma se cristianiza, la de Orfeo que calma a las bestias con su música y nos remite a lo paradisíaco, dándole a David un significado salvífico.

Orfeo en un mosaico romano

Tomado de wikipedia

Para saber más

 

11 abril 2018

LA ICONOGRAFÍA DE LA PIEDAD (1). EL MUNDO GÓTICO

Filed under: ICONOGRAFÍA — Etiquetas: , — vicentecamarasa @ 10:01

Tomado de wikipedia

A finales de la Edad Media se desarrolló un tema que tendría una amplia repercusión posterior: la Piedad.

En él aparece la Virgen recogiendo sobre sus piernas el cuerpo de Cristo muerto.

Sin referencia directa a los evangelios canónicos su origen habría que rastrearlo en los conventos femeninos de a zona del Rin en torno al siglo XIV.

Piedad. Van der Weyden

Muy probablemente se vincula con escritos místicos como el de Santa Brígida,  el Satabat Mater de Jacopone de Todi (1236-1306) , utilizado como brevario de Pasión en los conventos o las Meditationes Vitae Christi, atribuida a san Buenaventura o al PseudoBuenaventura

Vi a mi hijo, con un aspecto peor que un leproso, le entregué toda mi voluntad,sabiendo que todo había ocurrido según su voluntad y no habría sucedido si Él no lo hubiese permitido. Le di las gracias por todo y cierto júbilo se entremezcló con mi tristeza, porque vi que Él, quien nunca había pecado, por su grandísimo amor, quiso
sufrirlo todo por los pecadores. ¡Que esos que están en el mundo contemplen lo que pasé cuando murió mi Hijo, y que siempre lo tengan en su memoria!” (…) “Lo recibí sobre mis rodillas como un leproso, lívido y magullado, porque sus ojos estaban muertos y llenos de sangre, su boca fría como la nieve, su barba rígida como una cuerda

Santa Brígida de Suecia, Profecías y Revelaciones

Se crearon así pequeñas esculturas en terracota de fuerte expresividad denominadas Vesperbild (en alusión a las Vísperas del Viernes Santo, hora canónica en la que Cristo fue desclavado de la cruz y puesto en brazos de su Madre).

Piedad germánica siglo XV. Vesperbild

Tomada de wikipedia

A partir de este origen el tema se extendió por el resto de Europa pues conectaba perfectamente con el espíritu de la Devotio Moderna que dominó el siglo XV y fue adoptado por las cofradías pasionarias que florecieron a final de la Edad Media, convirtiéndose después en una imagen frecuentemente utilizada para las capillas funerarias.

Museo Marés

En realidad, su éxito se basaba en la perfecta relación con el momento histórico  y la  visión intrínseca del sentido escatológico de la muerte, resultado además de las calamidades que las distintas sociedades europeas padecieron en los siglos finales del Medievo, con la transición
del final del feudalismo a la modernidad (Gabardón de la Banda)

Bartolomé Bermejo. Piedad del canónigo Desplá

Tomado de wikipedia

Se unía en ella la idea de maternidad (tan básica en el mundo gótico, como ya vimos aquí), con la de la muerte, refiriéndose, además, al carácter protector de María (y por ello, vinculada a la Virgen de la Misericordia) que actuaba como intercesora entre los hombres y la divinidad.

Gállego. Piedad

Tomado de wikipedia

Esta iconografía será retomada de forma obsesiva por Miguel Ángel que le dará nuevos sentidos a su representación, como pronto veremos aquí

 

ICONOGRAFÍA MARIANA EN EL GÓTICO

 

Para saber más:

https://www.ucm.es/data/cont/docs/621-2015-06-03-Dolor_y_lamento_muerte_de_Cristo.pdf

4 abril 2018

SANTA CATALINA DE ALEJANDRÍA

Filed under: ICONOGRAFÍA — Etiquetas: — vicentecamarasa @ 10:59

Caravaggio

Santa Catalina acompañada de la palma del martirio (y la espada que le segará la cabeza) y la rueda dentada y rota con la que Majencio quiso torturarla)

Santa Catalina nació hacia finales del siglo III en una familia noble de Alejandría que le proporcionó los medios para el estudio en donde rápidamente destacó, gracias a su gran inteligencia, codeándose entonces con poetas y filósofos de la época.

Santa Catalina y San Benito. Rizzi

Sin embargo, toda esta ciencia pasó a un segundo plano cuando tuvo un éxtasis místico en donde se le apareció Cristo y casó con él en el famoso tema de los desposorios místicos que se repetirán incansablemente en la iconografía de los santos (aquí ya vimos una curiosa variante de Santa Teresa)

Matrimonio místico de Santa Catalina. Lorenzo Lotto

Tomado de wikipedia

Uno de sus temas más representados es su encuentro con el emperador Majencio, en que que se negó a adorar sus dioses y le retó a un debate con los mejores filósofos paganos del momento a los que convenció y evangelizó uno tras otro.

Controversia con Majencio

Capilla de las Almas. Oporto

En algunas ocasiones, este triunfo sobre Majencio se presenta simbólicamante con la santa pisando la cabeza del emperador

Santa Catalina por Gagini (XVI). Palermo

Frente a todo esto, Majencio decidió darla tormento y matarla utilizando para ello una máquina formada por unas ruedas guarnecidas con cuchillas afiladas. Según la Passio, las ruedas se rompieron al tocar el cuerpo de la santa, quien salió ilesa.

Tomado de wikipedia

Tras ello será decapitada

 

ICONOGRAFÍA DE SANTOS. ÍNDICE

 

 

19 marzo 2018

EL SUEÑO DEL CABALLERO. PEREDA

Filed under: ICONOGRAFÍA — Etiquetas: , — vicentecamarasa @ 10:51

Acaso menos conocida y tranquila que las famosas postrimerías de Valdés Leal, este cuadro de Pereda (segunda mitad del XVII) es una perfecta representación de la idea de la vanitas.

In ictu oculi. Valdés Leal

En ella se empareja el sueño con la muerte, esa muerte pequeña que tenemos todos los días, como insistía a menudo Quevedo.

Un caballero ricamente vestido es visitado así por un ángel que lleva escrito en su filactelia una clara reflexión a la muerte:

Nos atormenta eternamente, llega con rapidez y mata 

Junto a el aparece una mesa llena de objetos con profundos contenidos simbólicos. Todo aquello que recuerda a la fugacidad de los placeres de esta vida: el juego (las cartas), los honores militares (la armadura) las joyas…; todas ellas presididas por la imagen del tiempo que corre sin cesar en el reloj de oro que preside la escena

Junto a ellos se encuentra la sempiterna calavera, su muerte descarnada junto a las flores (como ya hemos comentado, símbolo perfecto de la fugacidad de la vida, como lo es también la vela que se puede apagar en cualquier momento), así como otros honores que también se perderán con la vida (las dignidades eclesiásticas, el poder político de la corona, los laureles, incluso la propia literatura sobre la que se posa la cabeza descarnada)

Todo un jeroglífico sobre las postrimerías  (como se le llamaba entonces) que, en esa tensión barroca, está pintado con tal maestría en sus texturas que, a la vez que habla de la muerte, está cantando las glorias y maravillas de la vida

 

12 marzo 2018

EL NAZARENO

Filed under: ICONOGRAFÍA — Etiquetas: , — vicentecamarasa @ 10:29

 

Juan de Mesa. Gran Poder

Junto al Crucificado, el Nazareno será la iconografía omnipresente en las cofradías penitenciales.

Nazareno de Sisante. La Roldana

Se trata de una figura que se desgaja del relato evangélico de la Pasión (muy habitual ya en el mundo gótico) para presentarse de forma aislada (como es habitual en la zona andaluza frente a la castellana, más proclive a realizar escenas) y prevista para procesionar.

En un primer momentos los encontramos de talla completa pero rápidamente se comienzan a vestir o directamente se tallan sólo pies, brazos o cabeza (candelero), cubriéndoles con una túnica morada.

Posiblemente, el primer gran ejemplo de este nuevo nazareno fuera el que realizara Pablo de Rojas para Priego de Córdoba.

En su iconografía podemos encontrar diversas variantes.

El más habitual es Aquel que porta una cruz y simula estar andando camino al Calvario.

Curiosamente, la posición tradicional de la Cruz hasta el siglo XVII será por delante de Cristo, que más que portarla, la abraza, como podemos aún observar en el Silencio.

Nazareno del Silencio

Tanto la forma de la cruz, perfectamente cortada y pulida, como su relación con la figura (mucho más relajada que la posterior composición) habla más de un culto a la Cruz (la Vera Cruz) que al carácter penitencial que adquirirá en el barroco, enfatizando el dolor y el esfuerzo físico para generar una empatía con el espectador.

Pasión. Martínez Montañés

En ese sentido de potenciar el patetismo de la imagen se genera el modelo de las Tres Caídas, que nos hablan de la fragilidad de lo humano ante el castigo insoportable, haciendo una reflexión sobre los límites del sufrimiento y la resignación que Cristo enseña ante los reveses de la vida, como ya veíamos en los Cristos de la Paciencia.

Nazareno de las Penas de San Vicente. Pedro Roldán

Tres Caídas de Triana.

La aparición del Cirineo que ayuda a Cristo profundiza en la empatía de la imagen, vinculando al espectador a los sufrimientos de la Pasión

El abuelo, Jaen

El Cirineo. Ruiz Gijón

Otra versión del nazareno será la de cautivo, en el que se nos muestra erguido y con las manos atadas sobre el vientre, que bien podría referirse a Cristo a la espera de su juicio, escena posterior al prendimiento y anterior a la flagelación. (Muchos obras, al estar articulada, permiten ambos estados, como el Gran Poder o Pasión)

Cristo de Medinaceli. Madrid

Jesús el Pobre

 

9 marzo 2018

LA ICONOGRAFÍA DEL NIÑO JESÚS PASIONARIO

Filed under: ICONOGRAFÍA — Etiquetas: , — vicentecamarasa @ 7:44

El mundo barroco, tan dado  a la paradoja, gustó de esta fuerte contradicción que unía al Niño Jesús (y la expresión más dulce de la ingenuidad y la tierna belleza de la infancia) con la Pasión y muerte.

Sus orígenes habría que buscarlo en el mundo tardogótico vinculado a la Devotio Moderna septentrional que daría sus primeros frutos en la iconografía de la Piedad que ya analizamos aquí.

Estas ideas se extendieron por medio de pequeñas piezas teatrales vinculadas a las órdenes franciscanas y carmelitas y las estampas presentes en devocionarios y escritos de místicos.

Niño de la Pasión. Alonso Cano

Tomado de investigart.wordpress.com

Con todas estas fuentes se creó esta iconografía de distintas variantes que tuvo especial éxito en los ambientes monacales femeninos (gran parte de las imágenes que utilizamos pertenecen al convento de Santa Paula de Sevilla) que se convertía en una imagen plenamente contrarreformista vinculada con las vanitas (la muerte que a todos nos ha de alcanzar y para la que hay que estar preparado) pero también con la redención a través del sacrificio de Cristo

La más explícita es la del Niño con la cruz, a veces como un verdadero penitente (basada en múltiples visiones místicas, como la de santa Osana de Mantua, finales del XV, la de Jeanne Perraud en el XVII)

Convento de Santa Paula. Sevilla

Dentro de esta categoría es  que que nos muestra al Niño dormido sobre una calavera que deriva del Eros dormido clásico (y que podría interpretarse como el abandono del alma a la voluntad divina, aceptando nuestra cruz)

Convento de Santa Paula. Sevilla

Es también normal encontrarse con un Niño que porta (a menudo metidos en un cubo o cesta) los instrumentos de la Pasión.

Convento de Santa Paula. Sevilla

O la del Niño, algo más crecido, que se encuentra en el taller de carpintería de San José en donde se clava una espina en la mano que remite a las espinas futuras de su corona

Zurbarán, Niño de la espina

A mitad de camino entre lo pasionario y el mundo de las cofradías se encuentran los múltiples Niños Jesús vestidos como nazarenos

5 marzo 2018

SAN FRANCISCO. LA IMPOSICIÓN DE LOS ESTIGMAS

Filed under: ICONOGRAFÍA — Etiquetas: — vicentecamarasa @ 10:48

.

Relicario de los hermanos Carducho. Valladolid

Desde tiempos de San Buenaventura, se consideraba a San Francisco como “alter Christus”, el nuevo Cristo, por lo que sufrirá muchos de los episodios evangélicos en clave más o menos simbólica.

Alonso Cano. Basílica San Francisco el Grande. Madrid

La más clara y repetida es esta imposición de los estigmas (heridas de Cristo en la Pasión) que se realiza por primera vez en la historia hagiográfica.

Rezando en el monte Alvernia dos años antes de su muerte, un 14 de septiembre, San Francisco rezaba y pedía  “experimentar el dolor que sentiste a la hora de tu Pasión y, en la medida de los posible, aquel amor sin medida que ardía en tu pecho, cuando te ofreciste para sufrir tanto por nosotros, pecadores“.

Ante ello, Cristo se le aparecerá en forma de serafín crucificado, y con rayos de fuego marcó sus estigmas en el cuerpo de San Francisco

Santuario virgen de la hoz

 

SAN FRANCISCO DE ASÍS. ÍNDICES

.

.

ICONOGRAFÍA DE LOS SANTOS. ÍNDICES

Older Posts »

Blog de WordPress.com.