Palios

31 marzo 2018

SEMANA SANTA EN SEVILLA. La Cena

Filed under: Sevilla — Etiquetas: , — vicentecamarasa @ 20:47

Paso de la Cena (Cristo de la Paciencia) 2018

Vicente Camarasa Domínguez

Todos los Derechos reservados

 

TODAS LAS FOTOGRAFÍAS

 

Anuncios

29 marzo 2018

EL SILENCIO

Filed under: Sevilla — Etiquetas: , , — vicentecamarasa @ 3:08

Mucho se ha especulado sobre la autoría del Silencio, oscilando entre Francisco de Ocampo y Gaspar de la Cueva (acaso realizado por las cuatro manos, como ocurre, posiblemente, con el de la Carretería)

Realizado en los primeros años del siglo XVII, al parecer inspirado en un cuadro de Vargas, refleja una iconografía extraña para los ojos modernos pero sumamente habitual hasta el siglo XVII

En ella, Cristo abraza la cruz que tiene delante suya y no la arrastra, como luego será habitual.

La fórmula permitía una composición mucho más equilibrada (Cristo y cruz se contraponen en dos diagonales que general un triángulo más cercano al modo equilátero) a la vez que se le da un mayor protagonismo a la cruz que habríamos de vincular con el culto a la Vera Cruz del que ya hablábamos aquí. (Frente a ella, el nuevo nazareno con la cruz detrás potenciará los efectos dramáticos y generará una sensación de avance mayor en su salida procesional que será mucho más apreciada en el mundo barroco que se aleja de las teologías para volcarse en una visión más sentimental y dramatizada del hecho religioso).

Estéticamente, la obra pertenece a los últimos momentos del manierismo por su altura, apertura de la zancada (que se reducirá en el barroco) y canon esbelto.

También lo es su rostro, más pensativo que doloroso, de grandes y pesados párpados y una búsqueda incesante por el detalle (frente a la unificación plástica de los grandes maestros del barroco)

 

Todas estas características (más su peculiar forma de andar) genera una imagen más solemne que trágica que más que andar sobre nuestras cabezas, levita sobre su altísimo podio, encerrada en su propia burbuja de esplendor que fomentan los bordados delanteros de su túnica y la rica cruz de carey, brillante y pulida, apenas sin peso que más que maltratarlo, le sirve de apoyo (con todo el contenido doctrinal que esto conlleva)

 

26 marzo 2018

FRANCISCO DE OCAMPO. EL CALVARIO

Filed under: Imagineros — Etiquetas: , , , — vicentecamarasa @ 10:40

Obra cumbre de Francisco de Ocampo realizada en 1612.

En su elaboración se inspira en un trabajo de su maestro Martínez Montañés, el de los cálices o de la Clemencia, y lo hace por contrato.

El comitente, Gaspar Pérez de Torquemada, hace incluir en este “la hechura de un Cristo al natural, acabado como el que tiene el arcediano don Mateo Vázquez…”, por lo que el Cristo mira hacia el espectador para provocar la oración y comunicación con él.

Pese a ello muestra un mayor barroquismo, eliminando los cuatro clavos por tres, que fuerzan la postura de la parte inferior, y dando más realismos a los signos de la pasión.

Crea, además, una fórmula que hará fortuna (especialmente en Juan de Mesa), anudando a ambos lados de la cadera el paño de pureza

 

23 marzo 2018

LA ESTRELLA. NUEVA ATRIBUCIÓN A LA ROLDANA

Filed under: General — Etiquetas: , , — vicentecamarasa @ 7:55

Tradicionalmente atribuida a Martínez Montañés, en 2010 el Instituto Andaluz de Patrimonio Histórico, la atribuyó, por motivos técnicos y estilísticos a la Roldana.

Imagen de candelero, esta dolorosa evoluciona a un modelo que, sin renunciar a la belleza, busca mayores calidades expresivas (como sucedía con su Nazareno de Sisante), especialmente en su boca abierta y sus arqueadas cejas

Son especialmente reseñables son manos en donde los nudillos abren huevos en sus carnosos dorsos.

 

Su salida procesional se realiza el Domingo de Ramos, iniciándose con ella la semana santa de Triana.

Desde 1932 se la conoce como la valiente, cuando fue la única hermandad que salió el Jueves Santo (y no por miedo a los tumultos anarquistas y comunistas como luego impuso el franquismo, sino como forma una de romper el boicot que las cofradías sevillanas habían realizado al Gobierno de la república por su política religiosa). A su paso se sucedieron numerosos incidentes (Para saber más)

 

Más imágenes en nuestros blogs

La Estrella en el Baratillo

La Estrella en el Arco del Postigo

 

LA ROLDANA. FOTOGALERÍA ENLAZADA

 

21 marzo 2018

EL RETABLO DE SAN PEDRO. SEVILLA

Filed under: General — Etiquetas: , , — vicentecamarasa @ 10:53

Adaptado al presbiterio poligonal los hermanos Ribas realizaron este retablo de tres calles y tres cuerpos (el superior organizado entre los nervios de la techumbre)

La estructura del mismo (siguiendo los esquemas clásicos de Martínez Montañés, como vimos en San Lorenzo) se enriquece con dobles columnas y una profusión de decoración (candelieri en los fustes, tarjetas, orejones y placas sobre los nichos…) que junto a su forma cóncava le da un mayor movimiento.

La escultura (bulto redondo) de San Pedro es obra de Ocampo, mientras que los relieves, bastante más interesantes que los de San Lorenzo, representan distintas escenas del santo.

Jugando con pocas figuras de gran empaque, profundizan más en sus anatomías y relaciones, normalmente establecidas a través de una simple diagonal

 

TODOS NUESTROS POST SOBRE SAN PEDRO. SEVILLA

 

SEVILLA DE LA A A LA Z

19 marzo 2018

EL SUEÑO DEL CABALLERO. PEREDA

Filed under: ICONOGRAFÍA — Etiquetas: , — vicentecamarasa @ 10:51

Acaso menos conocida y tranquila que las famosas postrimerías de Valdés Leal, este cuadro de Pereda (segunda mitad del XVII) es una perfecta representación de la idea de la vanitas.

In ictu oculi. Valdés Leal

En ella se empareja el sueño con la muerte, esa muerte pequeña que tenemos todos los días, como insistía a menudo Quevedo.

Un caballero ricamente vestido es visitado así por un ángel que lleva escrito en su filactelia una clara reflexión a la muerte:

Nos atormenta eternamente, llega con rapidez y mata 

Junto a el aparece una mesa llena de objetos con profundos contenidos simbólicos. Todo aquello que recuerda a la fugacidad de los placeres de esta vida: el juego (las cartas), los honores militares (la armadura) las joyas…; todas ellas presididas por la imagen del tiempo que corre sin cesar en el reloj de oro que preside la escena

Junto a ellos se encuentra la sempiterna calavera, su muerte descarnada junto a las flores (como ya hemos comentado, símbolo perfecto de la fugacidad de la vida, como lo es también la vela que se puede apagar en cualquier momento), así como otros honores que también se perderán con la vida (las dignidades eclesiásticas, el poder político de la corona, los laureles, incluso la propia literatura sobre la que se posa la cabeza descarnada)

Todo un jeroglífico sobre las postrimerías  (como se le llamaba entonces) que, en esa tensión barroca, está pintado con tal maestría en sus texturas que, a la vez que habla de la muerte, está cantando las glorias y maravillas de la vida

 

16 marzo 2018

SAN CARLOMAGNO. GIRONA

Filed under: CATALUÑA, Gótico — Etiquetas: , — vicentecamarasa @ 10:40

Una de las piezas claves para comprender la valía como escultor de Cascals es esta estatuas de bulto redondo de San Carlomagno que que objeto de culto en la catedral de Gerona a mitad del siglo XIV

Realizado en alabastro policromado , nos muestra el estilo personal del escultor que combina los cánones e incurvaciones del gótico manierista con un modelado seco, de paños cortantes en sus pliegues.

Como es habitual, bajo sus pies, domina demonios, como perfecto ejemplo del guerrero que era que, en la zona norte de Cataluña, se tenía como el gran liberador de los musulmanes (lo que, históricamente, era poco cierto).

Tampoco hoy lo reconocemos oficialmente como santo, pues el antipapa Pascual III en 1116 fue el que lo canonizó, no reconociéndose en la actualidad

 

14 marzo 2018

ESPERANZA DE TRIANA

Filed under: General — Etiquetas: , — vicentecamarasa @ 17:01

12 marzo 2018

EL NAZARENO

Filed under: ICONOGRAFÍA — Etiquetas: , — vicentecamarasa @ 10:29

 

Juan de Mesa. Gran Poder

Junto al Crucificado, el Nazareno será la iconografía omnipresente en las cofradías penitenciales.

Nazareno de Sisante. La Roldana

Se trata de una figura que se desgaja del relato evangélico de la Pasión (muy habitual ya en el mundo gótico) para presentarse de forma aislada (como es habitual en la zona andaluza frente a la castellana, más proclive a realizar escenas) y prevista para procesionar.

En un primer momentos los encontramos de talla completa pero rápidamente se comienzan a vestir o directamente se tallan sólo pies, brazos o cabeza (candelero), cubriéndoles con una túnica morada.

Posiblemente, el primer gran ejemplo de este nuevo nazareno fuera el que realizara Pablo de Rojas para Priego de Córdoba.

En su iconografía podemos encontrar diversas variantes.

El más habitual es Aquel que porta una cruz y simula estar andando camino al Calvario.

Curiosamente, la posición tradicional de la Cruz hasta el siglo XVII será por delante de Cristo, que más que portarla, la abraza, como podemos aún observar en el Silencio.

Nazareno del Silencio

Tanto la forma de la cruz, perfectamente cortada y pulida, como su relación con la figura (mucho más relajada que la posterior composición) habla más de un culto a la Cruz (la Vera Cruz) que al carácter penitencial que adquirirá en el barroco, enfatizando el dolor y el esfuerzo físico para generar una empatía con el espectador.

Pasión. Martínez Montañés

En ese sentido de potenciar el patetismo de la imagen se genera el modelo de las Tres Caídas, que nos hablan de la fragilidad de lo humano ante el castigo insoportable, haciendo una reflexión sobre los límites del sufrimiento y la resignación que Cristo enseña ante los reveses de la vida, como ya veíamos en los Cristos de la Paciencia.

Nazareno de las Penas de San Vicente. Pedro Roldán

Tres Caídas de Triana.

La aparición del Cirineo que ayuda a Cristo profundiza en la empatía de la imagen, vinculando al espectador a los sufrimientos de la Pasión

El abuelo, Jaen

El Cirineo. Ruiz Gijón

Otra versión del nazareno será la de cautivo, en el que se nos muestra erguido y con las manos atadas sobre el vientre, que bien podría referirse a Cristo a la espera de su juicio, escena posterior al prendimiento y anterior a la flagelación. (Muchos obras, al estar articulada, permiten ambos estados, como el Gran Poder o Pasión)

Cristo de Medinaceli. Madrid

Jesús el Pobre

 

9 marzo 2018

LA ICONOGRAFÍA DEL NIÑO JESÚS PASIONARIO

Filed under: ICONOGRAFÍA — Etiquetas: , — vicentecamarasa @ 7:44

El mundo barroco, tan dado  a la paradoja, gustó de esta fuerte contradicción que unía al Niño Jesús (y la expresión más dulce de la ingenuidad y la tierna belleza de la infancia) con la Pasión y muerte.

Sus orígenes habría que buscarlo en el mundo tardogótico vinculado a la Devotio Moderna septentrional que daría sus primeros frutos en la iconografía de la Piedad que ya analizamos aquí.

Estas ideas se extendieron por medio de pequeñas piezas teatrales vinculadas a las órdenes franciscanas y carmelitas y las estampas presentes en devocionarios y escritos de místicos.

Niño de la Pasión. Alonso Cano

Tomado de investigart.wordpress.com

Con todas estas fuentes se creó esta iconografía de distintas variantes que tuvo especial éxito en los ambientes monacales femeninos (gran parte de las imágenes que utilizamos pertenecen al convento de Santa Paula de Sevilla) que se convertía en una imagen plenamente contrarreformista vinculada con las vanitas (la muerte que a todos nos ha de alcanzar y para la que hay que estar preparado) pero también con la redención a través del sacrificio de Cristo

La más explícita es la del Niño con la cruz, a veces como un verdadero penitente (basada en múltiples visiones místicas, como la de santa Osana de Mantua, finales del XV, la de Jeanne Perraud en el XVII)

Convento de Santa Paula. Sevilla

Dentro de esta categoría es  que que nos muestra al Niño dormido sobre una calavera que deriva del Eros dormido clásico (y que podría interpretarse como el abandono del alma a la voluntad divina, aceptando nuestra cruz)

Convento de Santa Paula. Sevilla

Es también normal encontrarse con un Niño que porta (a menudo metidos en un cubo o cesta) los instrumentos de la Pasión.

Convento de Santa Paula. Sevilla

O la del Niño, algo más crecido, que se encuentra en el taller de carpintería de San José en donde se clava una espina en la mano que remite a las espinas futuras de su corona

Zurbarán, Niño de la espina

A mitad de camino entre lo pasionario y el mundo de las cofradías se encuentran los múltiples Niños Jesús vestidos como nazarenos

« Newer PostsOlder Posts »

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.