Palios

29 noviembre 2015

ESPERANZA EN TRIANA

Filed under: Esperanza — Etiquetas: — vicentecamarasa @ 15:25

25 noviembre 2015

SAN IGNACIO DE LOYOLA. LA VISIÓN DE LA STORTA

Filed under: ICONOGRAFÍA — Etiquetas: — vicentecamarasa @ 17:27

Jacinto Jerónimo de Espinosa

Acontecio en este camino, que acercándse a la ciudad de Roma, entró à hazer oración en vn templo desierto y solo, que estaua algunas millas lexos de la ciudad. Estando en el mayor ardor de su fervorosa oración, allí fue como trocado u coraçon, y los ojos de su alma fueron con una resplandeciente luz tan esclarecidos, que claramente vio como Dios Padre, volviéndose a su unigenito Hijo que traía la cruz acuestas, con grandísimo y entrañable amor le encamendara à el, y a sus compañeros: y los entregara en su poderosa diestra, para que en ella tuviessen todo su patrocinio y amparo. Y auiendolos el benignísimo Iesus acogido, se volvió a Ignacio así como estaua con la cruz, y con un blando y amoroso semblante le dize:

        Ego vobis Romae propitius ero.

Yo os sere en Roma propicio, y favorable.

Maravillosa fue la consolación, y el esfuerço con que quedò animado nuestro Padre desta diuina reuelacion. Acabada su oración dize a Fabro, y à Laynez: Hermanos mios que cos disponga Dios de nosotros, yo no lo se, si quiere que muramos en Cruz, ò descoyuntados en vna rueda, ò de otra manera, mas de vna cosa estoy cierto, que de qualquier manera que ello sea, tendremos à Iesu Christo propicio: y con esto les cuenta lo que auia visto, para mas ammarlos, y apercebirlos para los trabajos que auian depadecer.

Padre Ribaneneyda

Padre Pozzo. San Ignacio. Roma

22 noviembre 2015

EL RESURGIR DE LOS ÁNGELES EN LA CONTRARREFORMA

Filed under: ICONOGRAFÍA — Etiquetas: — vicentecamarasa @ 8:36

El magnífico mural de los Ángeles. Tartanedo. Todo un tratado de angeología mariana

 Hanse de pintar ordinariamente con alas hermosísimas de varios colores, imitadas del natural; y es alabada esta pintura de San Crisóstomo, no porque Dios los haya criado con ellos, sino para dar a entender su levantado ser, la agilidad y presteza de que están dotados, cómo baxan del cielo libres de toda pesadumbre corpórea y tienen siempre fixas sus mentes en Dios; entre nubes, porque  el cielo es su propia morada y para que nos comuniquen, templadamente, la inaccesible luz de que gozan

Francisco Pacheco,Arte de la la Pintura

Ángel pasionario. Bernini y taller. Puente de Sant’ Angelo. Roma

Aunque habituales en todo el arte religioso anterior, será de nuevo la Contrarreforma quien revitalice (y añada) la iconografía de los ángeles.

Tartanedo. Guadalajara

Como relata Mâle, se les consagró una iglesia en las antiguas Termas de Diocleciano, y no sólamente a los habituales (Miguel, Gabriel y Rafael) sino a una serie de cuatro (Uriel, Sealtiel, Jeudiel y Baraquiel) aparecidos en una visión a Antonio lo Duca y que, desde Palermo, se extenderá por toda Italia, aunque los cuatro últimos terminarán por ser eliminados (y sus cartelas borradas) de los distintos frescos en los que se representan.

Jehudiel  Uriel Gabriel Miguel

Tomado de www.corazones.org

En la misma Roma, Bernini y sus colaboradores crearán uno de los más completos conjuntos angélicos (como portadores de los símbolos de la Pasión) en el Puente de Sant’ Angelo. Esta iconografía pasionaria será sumamente habitual en los pasos procesionales andaluces.

Ángel pasionario, posiblemente de la Roldana, en el paso de Los Caballos de Pedro Roldán (mediados del XVII

Como novedad aparecerá el ángel de la Guarda, nacido en Rodez por Francois d’ Estaing y extendido desde las visiones y predicaciones de San Francisca Romana y San Francisco de Sales, siendo promovida especialmente por los jesuitas (fue fundamental para su difusión la publicación del jesuita Francesco Albertini da Catanzaro  del Trattato dell’Angelo Custode, 1612), consiguiendo su institución formal por Pio V (1566), y su subida a los altares como ángeles custodios por Paulo V.

Domenichino

Para su iconografía se retomó la del arcángel San Rafael tomada del libro de Tobías (que ya era patrón de los viajeros), extendiéndose rápidamente través de grabados, como los de Hieronymus Wierix.

Tomado de domuspucelae.blogspot.com.es

Luis Juárez (ca.1585 – 1639)

Tomado de wikipedia

.23529612786_cfce1da4f8_h

Anónimo. Capilla del Obispo. Madrid

También será muy habitual en el mundo barroco (aunque ya nacida en ciertos autores “marginales” del Renacimiento) la imagen del ángel que conforta a un santo (Ribalta, Cajés) o recoge al propio Cristo Muerto (Alonso Cano)

Alonso Cano

Tomado de bachillercastulo.blogspot.com.

23237455229_837073ea42_k

Eugenio Cajés. San Francisco confortado por los ángeles. Capillas del Obispo

En España será Andalucía en donde más se potencie la iconografía angélica (recuérdese el conjunto de la Iglesia del Ángel Custodio de Sevilla), en muchos casos unida a monasterios reformados por Santa Teresa del Carmelo.

Tomado de delaruecaalapluma.wordpress.com

Santa Teresa acompañada por ángeles, cuando se pierde en el camino hacia Salamanca

Zurbarán. Alba de Tormes

La cocina de los ángeles. Murillo

Según Santiago Sebastián, serán los modelos utilizados por Zurbarán y su taller, normalmente músicos, los que servirán como modelo para el arte colonial, que lentamente los irá volviendo naïf en un progresivo acercamiento a la sensibilidad popular, cada vez más cercana al mundo rococó

Ángel músico. Taller de Zurbarán. Carmona

Ángel músico. Periodo colonial

Pero si existe una ciudad dedicada a los ángeles ésta es Córdoba en donde los podemos ver aparecer con sus característicos triunfos (aquí analizamos uno de ellos), ciclos pictóricos y altares públicos (Aquí podéis saber mucho más de ellos)

Altar de la iglesia del Santo Ángel de los Capuchinos. Córdoba, con la imagen del ángel de la Guarda en su centro

Tomado de wikipedia

26179054866_fa0387c23c_k

Altar mayor del Salvador. Cayetano Rodríguez Acosta. Sevilla

Del arcángel San Miguel y todas sus connotaciones bélicas y, a la postre, políticas, hablaremos en otra ocasión

Para saber más

.

.TODOS NUESTROS POST SOBRE LA CONTRARREFORMA

18 noviembre 2015

SARCÓFAGO DE LEOCADIO. TARRAGONA

Filed under: ICONOGRAFÍA — Etiquetas: — vicentecamarasa @ 17:32

Sarcófago paleocristiano del siglo V d C de la necrópolis del Francolí (Tarragona).

Con inscripción central y strigiles, en los lados laterales nos encontramos dos escenas figurativas.

A la izquierda podemos encontrar a Moisés que recibe las tablas de la la ley con las manos veladas, mientras que en el derecho encontramos el sacrificio de Isaac. En ambos casos nos encontramos con la Dextera Dei que desciende desde un ángulo superior.

 

MÁS SARCÓFAGOS PALEOCRISTIANOS EN NUESTROS BLOGS

15 noviembre 2015

LA IMAGEN DE SAN JERÓNIMO. DEL RENACIMIENTO AL BARROCO

Filed under: ICONOGRAFÍA — Etiquetas: — vicentecamarasa @ 9:05

San Jerónimo. Durero

Tomado de wikipedia

San Jerónimo de Ribera

Sólo hace falta observar estas dos obras para darnos cuenta de cómo cambió la mentalidad en apenas un siglo.

En ambas nos representen a San Jerónimo, padre de la Iglesia que, entre sus múltiples obra, destaca la traducción de la Biblia del hebreo y griego al latín, denominada Vulgata, único texto reconocido desde el Concilio de Trento (de ahí su constante representación como escritor).

Pero además de este aspecto letrado, la biografía de San Jerónimo nos habla de sus reiterados retiros espirituales al desierto, en donde intentaba, por medio de la oración y la mortificación, salvar su alma de los apetitos carnales  y de la soberbia.

Sobre esta base común, los tiempos y el cambio de la ideología, hicieron que cambiaran el mensaje.

En Durero, San Jerónimo es la trasposición del humanista, un verdadero estudioso dedicado al saber a través de la lectura y la escritura. Es la imagen del conocimiento racional, de la mejora espiritual a través de  la sabiduría. Puro antropocentrismo en donde los aspectos penitenciales (como la calavera, el reloj de arena que marca el fin de la vida o la cruz) se vuelven menores, tanto por el tamaño como por su situación, mientras que su celda en el desierto se ha convertido en un pequeño estudiolo, casi un pequeño taller artesanal.

Por el contrario, en Ribera, toda la Contrarreforma hace su aparición apoteósica.

Ya no encontramos a un sabio tranquilo, rodeado de la paz de la sabiduría y la palabra. Por el contrario. Aparece el anacoreta y su cuerpo maltratado por las múltiples vejaciones (la fascinación barroca  por  la penitencia corporal). Incluso su escritura es fruto de un terrible dolor; palabras arrancadas al papel, con un esfuerzo físico al borde del desfallecimiento.

Incluso el escenario ha cambiado, y del cómodo estudio pasamos a la naturaleza agreste. De la suave luz que entraba por las elaboradas vidrieras de Durero a las luces crepusculares. El ambiente nos oprime (al eliminar la perspectiva y llevar a primer término, con una composición atectónica que nos secciona al propio protagonista), nos llena de emoción la imagen.

Y es que ya nada nos habla del poder de la mente, sino del sufrimiento por la Divinidad. El hombre ya no es el dueño de su destino, sino una sombra, un lamento ante la infinitud de la Divinidad.

De la conciliación al drama.

Este proceso lo podemos ver una y otra vez en la imagen de este santo. Simplemente os vuelvo a comparar una imagen del Quattrocento (Ghirlandaio) con otra puramente contrarreformista (Torrigiano)

Ghirlandaio

.

Torrigiani

 

11 noviembre 2015

SARCÓFAGO DE LA CORONA. TARRAGONA

Filed under: ICONOGRAFÍA — Etiquetas: — vicentecamarasa @ 18:53

 Sarcófago paleocristiano del siglo V d C de la necrópolis del Francolí (Tarragona).

En el centro encontramos una gran corona o lauda de laureles (el símbolo pagano de la victoria que la nueva religión cristianiza y convierte en el triunfo del Paraíso).

A ambos lados se esculpen las figuras de San Pedro y San Pablo que portan rollos (la ley), enmarcados en unos fascinantes cortinajes (aún paganos)

MUCHOS MÁS SARCÓFAGOS PALEOCRISTIANOS EN NUESTROS BLOGS

8 noviembre 2015

DEL CRISTO APOLÍNEO AL SIRIACO. EL CAMBIO EN EL ROSTRO DE CRISTO EN LOS PRIMEROS SIGLOS DEL CRISTIANISMO

Filed under: ICONOGRAFÍA — Etiquetas: — vicentecamarasa @ 15:50

Todos estamos acostumbrados a imaginar a cristo como un hombre de mediana edad de pelo negro y largo y barba. sin embargo, no siempre fue así.

En los comienzos del Paleocristiano, a Cristo se le representa mucho más joven, casi como un adolescente, rubio incluso. Se le denomina como Cristo apolíneo

Mausoleo de Santa Constanza

Su nombre deriva del modelo clásico en el que se inspira: Apolo.

Y es que, entre los primeros cristianos, existieron múltiples préstamos de la iconografía clásica (como ya vimos en el Buen Pastor, también apolíneo), tomando formas pero también valores.

Apolo del Belvedere. Leocares. Siglo V a C

Se tomará de él su carácter solar (incluso en algunas representaciones aparecen rayos desde su cabeza) y sus características de sanador y oráculo (el famoso de Delfos).

Caja copta

Representación de Apolo como Sol Invictus en su biga en las puertas de un edificio cristiano (San Aquilino, Milán)

Baptisterio arrianos

Puede aparecer completamente desnudo (como en la imagen superior) o, normalmente, vestido con toga romana

San Aquilino. Milán

Poco a poco (en torno a los siglo V y VI), se comienza a abandonar esta imagen por la que ahora conocemos (barbado, sentado en el trono…). Es el llamado Cristo siriaco (por provenir de esta zona).

Su imagen pronto se combinó con las formas entronizadas de los emperadores (como este famoso disco de Teodosio), dando origen a la iconografía del pantocrátor que ya analizamos aquí

Santa Prudenciana

La indefinición de modelos (arriba siriaco, abajo apolíneo) típica del siglo V, como puede verse en este mosaico de San Miguel in Afriscisco

 

TODOS NUESTROS POST SOBRE ICONOGRAFÍA

7 noviembre 2015

UN “PASITO” POR LA PUERTA DEL SOL. LA VIRGEN DE LA ANUNCIACIÓN

Filed under: Madrid — Etiquetas: — vicentecamarasa @ 11:17

3 noviembre 2015

LA PASTORAL CELESTE. RAVENA

Filed under: ICONOGRAFÍA — Etiquetas: — vicentecamarasa @ 18:17

Este mosaico de Gala Placidia representa iconográficamente dos temas, uno que lentamente se perderá (El Buen Pastor que ya analizamos aquí y que hunde sus raíces en Mesopotamia y Grecia) y otro totalmente novedoso: la aparición del Cielo de los bienaventurados.

En él  Cristo (apolíneo y con la cruz de palo larga que nos habla ya de su resurrección) apacienta sus ovejas (los fieles) en un nuevo Edén que aún tiene algo de pagano en su panteísmo

Esta iconografía, típica del Paleocristiano, pronto será sustituida por la ciudad de los bienaventurados que será típica del mundo románico.

En ella ya no nos aparecerá (normalmente) el paisaje, sino la Ciudad de Dios (una idea tan cara a San Agustín) que se representa a través de arquillos, torres o pequeños tejadillos

Santa Fe de Conques. Bienaventurados

Por su parte el Cristo resucitado (mejor dicho, en el mismo acto de resucitar) se convertirá en un tema totalmente independiente, como podemos ver en el Claustro de Santo Domingo de Silos, en donde muchas veces Cristo aparece en ausencia, a través del sepulcro vacío que las tres Marías visitan ante la mirada de un ángel

Sólo en el gótico nos volverá a aparecer directamente, ahora saliendo del sepulcro con su típica cruz de palo largo

Tomado de http://www.museodezaragoza.es/gotico/

31 octubre 2015

EL DECORO SEGÚN LA CONTRARREFORMA

Filed under: ICONOGRAFÍA — Etiquetas: — vicentecamarasa @ 7:53

Murillo. Inmaculada

El decoro (la dignitas que debía poseer el arte sagrado) fue una más entre las disposiciones  formalistas emanadas del Concilio de Trento, exactamente en 1563 y en su vigésimo quinta sesión. El pintor no debe perturbar el ánimo de los espectadores, sino elevar el corazón sencillo del pueblo con imágenes adecuadas (nunca inquietantes) que exalten a la iglesia triunfante y dejen clara y brillante su grandeza – su apoteosis – frente a las continuas miserias terrenales. El arte religioso debía, acaso, soñar al orante

Luis Antonio de Villena. Caravaggio. Exquisito y violento

Fragmento de la muerte de la Virgen de Caravaggio, acusado de falta de decoro y finalmente no colgado en su capilla original

Desea ardientemente el santo Concilio que se exterminen de todo punto; de suerte que no se coloquen imágenes algunas de falsos dogmas, ni que den ocasión a los rudos de peligrosos errores (…) Evítese toda torpeza; de manera que no se pinten ni adornen las imágenes con hermosura escandalosa.

Finalmente pongan los Obispos tanto cuidado y diligencia en este punto, que nada se vea desordenado, o puesto fuera de su lugar, nada profano y nada deshonesto; pues es tan propia de la casa de Dios la santidad. Y para que se cumplan con mayor exactitud estas determinaciones, establece el santo Concilio que a nadie sea lícito poner, ni procurar se ponga ninguna imagen desusada y nueva en lugar ninguno, ni iglesia, aunque sea de cualquier modo exenta, a no tener la aprobación del Obispo.

    Concilio de Trento. Sobre las imágenes

 

Pacheco y su teoría del decoro

« Newer PostsOlder Posts »

El tema WordPress Classic. Blog de WordPress.com.

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.