Palios

15 septiembre 2016

DOS ESCULTURAS DE UN JOVEN MARTÍNEZ MONTAÑÉS

Filed under: Martínez Montañés — Etiquetas: — vicentecamarasa @ 12:55

En la iglesia de San Antonio Abad, sede de la hermandad del Silencio, se encuentran, felizmente restauradas, dos pequeñas taññas de la Virgen y San José de la primera producción de Martínez Montañés.

Posiblemente pertenecieron al retablo que contrató el maestro con el Convento del Santo Ángel (y del que aún se conservan en el Prado algunos lienzos de Pacheco y la crucifixión de los desamparados de la que ya hablamos aquí, aún in situ)

 

Las figuras son de una extraordinaria delicadeza, suaves contraposto y una extraordinaria y equilibrada policromía que juega con rojos y azules, añadiéndole un fino estofado

 

Para saber más

 

 

FOTOGALERÍA DE MARTÍNEZ MONTAÑÉS

Anuncios

4 mayo 2015

INMACULADA. TALLER DE MONTAÑÉS. LA ANUNCIACIÓN

Filed under: Martínez Montañés, Sevilla — Etiquetas: , — vicentecamarasa @ 20:18

Ya veíamos hace algún tiempo dos obras del maestro en este templo sevillano de la Anunciación (San Ignacio y San Francisco de Borja y el retablo de San Juan Bautista de una de sus muros laterales).

De su círculo más cercano se encuentra esta Inmaculada que preside un retablo anterior (de Vázquez el Viejo) en uno de los brazos del crucero.

Su iconografía la debemos asociar a los trabajos de Pacheco (su íntimo colaborador, encargado de policromar sus imágenes) y que ya explicábamos en una obra anterior (y posiblemente origen de modelo de ésta, atribuida a Andrés de Ocampo)

En esta Inmaculada de ligero contraposto (herencia del manierismo) vemos la idealización a la que somete a las imágenes Montañés y que ya se encuentra en las antípodas de la escuela castellana, como se puede comparar con ésta de Gregorio Fernández de Salamanca.

Frente a los modelos anteriores, se aprecia la finura de la gubia en las manos cercanas pero no juntas, exquisitamente talladas o la dulzura del rostro, la mirada baja y tierna o el suave caer de la cabellera en curvas.

Destaca su excepcional policromía, en la que aún se utiliza estofado frente al color puro que instalará su discípulo Alonso Cano en el modelo.

 

FOTOGALERÍA ENLAZADA DE MARTÍNEZ MONTAÑÉS

2 marzo 2015

MARTÍNEZ MONTAÑÉS. EL CRISTO DE LOS CÁLICES O DE LA CLEMENCIA

Filed under: Martínez Montañés — Etiquetas: — vicentecamarasa @ 18:19

 

Realizada por encargo del arcediano  Mateo Vázquez de Leca, su particular iconografía suele atribuirse a dos factores.

El primero de ellos es la posición de la cabeza, aún vivo y mirando suavemente hacia abajo. Simplemente es una transposición de una de las condiciones del contrato firmado con el arcediano, en el que se pedía que debería de estar vivo… con la cabeza inclinada sobre el pecho, mirando a cualquier persona que estuviese orando al pie del, como que está el mismo Cristo hablándole..

En realidad se trata de una idea claramente contrarreformista, aquella que surge del uso de las imágenes que prevé uno de los últimos capítulos redactados en Trento: el honor que se da a las imágenes, se refiere a los originales representados en ellas; de suerte, que adoremos a Cristo por medio de las imágenes que besamos, y en cuya presencia nos descubrimos y arrodillamos; y veneremos a los santos, cuya semejanza tienen.

La imagen se exorciza así de los peligros de la idolatría y se convierte en un ejemplo (casi vivo) en donde apoyar la fe, especialmente para las capas populares.

San Ignacio (el creador de los jesuitas) así lo entendía en sus ejercicios Espirituales:

Imaginando a Christo nuestro Señor delante y puesto en cruz, hacer un coloquio; cómo de Criador es venido a hacerse hombre, y de vida eterna a muerte temporal, y así a morir por mis pecados. Otro tanto, mirando a mí mismo, lo que he hecho por Christo, lo que hago por Christo, lo que debo hacer por Christo; y así viéndole tal, y así colgado en la cruz, discurrir por lo que se offresciere. (…) El coloquio se hace propiamente hablando, así como un amigo habla a otro, o un siervo a su Señor; quándo pidiendo alguna gracia, quándo culpándose por algún mal hecho, quándo comunicando sus cosas, y queriendo consejo en ellas; y decir un Pater noster

El espectador se convierte así en puro actor (como ocurre en las procesiones o en las fiestas barrocas) permitiendo un contacto directo con la divinidad que anime al rezo profundo, sin distracciones.

Por otra parte, el Cristo (como muchos tempranos de Martínez Montañés) muestra ciertos rasgos manieristas, como el canon alargado o el curioso cruce de los pies (creando un Cristo de cuatro clavos por completo diferente al que defendía Pacheco).

Habitualmente se ha vinculado con un posible crucifijo que existiera en Sevilla de mano de Miguel Ángel, aunque no hay que ir tan lejos, pues numerosos ejemplos de estas maneras se encuentra en la Sevilla en la que se formó Martínez Montañés, con antecedentes en Jerónimo Hernández o las obras de Torrigiano, u obras del propio momento como las de su coetáneo Ocampo (Silencio).

De hecho, un crucifijo diez años posterior (1617), como el de los Desamparados, sigue utilizando los mismos esquemas corporales

UNA FOTOGALERÍA enlazada DEL ESCULTOR

1 mayo 2013

SAN LORENZO DE MARTÍNEZ MONTAÑÉS

Filed under: Imagineros, Martínez Montañés, Sevilla — Etiquetas: , , — vicentecamarasa @ 9:48

En una capilla lateral de la iglesia de San Lorenzo de Sevilla se muestra esta magnífica obra recién restaurada de Martínez Montañés.

Perteneciente al retablo mayor (que diseñó el maestro en sus tradicionales formas manieristas) y que pronto traspasó al taller de los Ribas para la conclusión de sus distintos relieves, ahora podemos contemplarla al nivel de los ojos y ver su exquisita talla y su espectacular policromía con múltiples estofados.

La figura juega con un leve escorzo que rompa su obligada frontalidad a la vez que se abre por medio de los brazos que sustentan un libro y un báculo, siendo verdaderamente magistrales los pliegues de su túnica

UNA FOTOGALERÍA ENLAZADA DE MARTÍNEZ MONTAÑÉS

.

TODOS NUESTROS POST SOBRE SAN LORENZO

2 abril 2013

PASIÓN A LA LUZ DE LOS FLASES EN EL SALVADOR. 2013

Filed under: Jueves Santo, Sevilla — Etiquetas: , , — vicentecamarasa @ 18:50

Puedes saber más de la imagen aquí

11 febrero 2013

EL NIÑO JESÚS DE MARTÍNEZ MONTAÑÉS

Filed under: Corpus, Imagineros, Martínez Montañés — Etiquetas: , , — vicentecamarasa @ 19:03

En la iglesia del Sagrario, aneja a la Catedral, se conserva el más exquisito Niño Jesús que realizara Martínez Montañés.

Es el fruto depurado de una larguísima serie que tendría sus precedentes (sevillanos) en que ya realizara en el XVI Jerónimo Hernández para la Magdalena.

Talla completa y desnuda manifiesta es clasicismo del escultor, con un suave contraposto de sus piernas y sus caderas que se amplia en el amplio gesto de sus brazos.

El estudio anatómico, como siempre en el autor, es excelente, con un canon alargado en donde la musculatura de sus primeras obras (como vimos en su San Cristobalón) cede hacia un modelado más blando, potenciado por la policromía de Gaspar de Ragis

Elegante y dulce, su rostro se enmarca en el típico pelo montañesino, dando un toque de realismo a su cuerpo apolíneo.

Su influencia será tremenda, pues en él beberán Juan de Mesa, los Ribas, Cano…

La obra procesiona en el Corpus, como podéis ver en este vídeo

UNA FOTOGALERÍA enlazada DEL ESCULTOR

19 mayo 2012

EL CRISTO DE LA BUENA MUERTE. LOS ESTUDIANTES. JUAN DE MESA

Filed under: Juan de Mesa, Sevilla — Etiquetas: , — vicentecamarasa @ 10:04

Hace un tiempo ya hablábamos en este sitio del Cristo del Amor; ahora le toca el turno al de la Buena Muerte, a mi juicio, el mejor de toda la serie de crucificados del maestro, que casi sería decir, del barroco español.

Su modelo se inspira claramente en los modelos de Martínez Móntañés, renunciando un tanto al dramatismo típico de Mesa para buscar una mayor serenidad.

De la misma manera, la musculatura habitual se estiliza e, incluso, se elimina una de las señas de identidad de Mesa, la corona de espinas tallada en el mismo bloque del cráneo.

Lo que sigue siendo espectacular es su paño de pureza, su apertura sobre la ingle que permite un desnudo camuflado y, a la vez, animado por su multiplicidad de pliegues

Todas estas particularidades convierten a la escultura en una de las tallas más serenas y clasicistas del autor. Acaso un estilo derivado de los mecenas (la cofradía de sacerdotes teólogos de los jesuítas) o, también, como el marco idóneo para la reflexión sobre la primera muerte.

Y hablo de esta primera muerte pues la obra es todo un tratado médico-anatómico sobre los distintos acontecimientos que ocurren en un cuerpo pocos minutos después de la muerte, lo que nos debería hacer pensar que Juan de Mesa no sólo visitaba los depósito de cadáveres sino que debió de ser testigo de muertes en directo que le permitieran esta fidelidad asombrosa (el cuerpo vencido sobre los brazos, el abdomen rehundido mientras las costillas se comienzan a destacar, el afilamiento de los rasgos, la aparición de los primeros moratones post mortem..).

La obra tuvo tal popularidad que el artista creó copias de la misma, como la que en la actualidad se alza en el altar de la Almudena de Madrid, firmando su autoría en un pergamino que se colocó en la unión de la cabeza.

En la actualidad pertenece a la hermandad de los estudiantes, radicada en la Fábrica de Tabacos en donde se realizaron estas fotos, pues la cofradía ha tenido bastante poco suerte en sus estaciones de penitencia, amenazadas por la lluvia del martes santo.

UNA FOTOGALERÍA ENLAZADA DEL JUAN DE MESA

11 mayo 2012

CRISTO DE LOS DESAMPARADOS. MARTÍNEZ MONTAÑÉS

Filed under: Martínez Montañés, Sevilla — Etiquetas: , , — vicentecamarasa @ 13:29

La iglesia de Santo Ángel supone jugosas sorpresas como este magnífico Cristo Crucificado de Martínez Montañés, llamado de los desamparados (1.617 )

Siguiendo la iconografía y modelos formales del Cristo de la Clemencia de la catedral de Sevilla o el de Lima, nos muestra a Cristo muerto sin apenas ya sufrimiento en su rostro que ha cerrado ya sus ojos y cae levemente hacia su derecha.

Su canon, típico de este época, es alargado y elegante (cuasi manierista), aunque sin apenas torsiones, lo que confiere gracilidad sin perder en solemnidad.

Asombroso es también su estudio anatómico

Son especialmente destacables su policromía mate (reciente recuperada y realizada por su colaborar habitual en estos momentos, Pacheco) sobre la que la sangre resbala

, y su espectacular y movido paño de pureza, con su nudo lateral y multiplicación de pequeños pliegues que le dan la movilidad a un tema que suele carecer de la misma.

Curiosamente fue el titular de la actual cofradía de la Lanzada entre los años 1.852 y 1.91 (momento en los que residió en este templo), aunque con su traslado, la hermandad perdió esta joya que tanta fama le había dado.

En estos modelos de Cristo se inspirará directamente la obra de su colaborador, Juan de Mesa (Amor, Estudiantes, Vergara)

Para saber más

http://www.artesacro.org/conocersevilla/templos/iglesias/santoangel/desamparados/desamparados.html

.

UNA FOTOGALERÍA DE MARTÍNEZ MONTAÑÉS

4 mayo 2012

DOS MARTÍNEZ MONTAÑÉS EN SANTA PAULA. SEVILLA

Filed under: Imagineros, Martínez Montañés, Sevilla — Etiquetas: , — vicentecamarasa @ 17:17

El monasterio de Santa Paula en Sevilla es un rincón secreto de esta ciudad llena de secretos.

Un lugar maravilloso de portada y techumbre mudéjar, de excelentes escaparates barrocos, de gelatinas de ensueño, en la zona norte de la ciudad.

En su iglesia, que ha quedado parada en el tiempo, anclada en un barroco exhuberante del que hay me gustaría rescatar dos altares, en los muros laterales de las naves, que comparten algo muy especial: las imágenes de sus titulares son obra de Martínez Mntañés.

Ambas pertenecen a los últimos años del maestro y revelan su exquisitez en anatomía y su suave melancolía.

El primero se ubica en un retablo diseñado por  Felipe de Rivas (1637), aquien también se  debe Santa Ana y Santa Isabel (flanqueándolo) y el espléndido Bautismo superior.

 El segundo retablo es obra de Alonso Cano y el San Juan Evangelista, de nuevo obra de Montañés, acaso aún más exquisito que el anterior.

UNA FOTOGALERÍA ENLAZADA DE MARTÍNEZ MONTAÑÉS

14 marzo 2012

SAN CRISTÓBAL. MARTÍNEZ MONTAÑÉS

Filed under: Imagineros, Martínez Montañés, Sevilla — Etiquetas: , , — vicentecamarasa @ 18:01

La obra, más que por su ejecución, es verdaderamente notable por ser una de las primeras de artista adjudicadas con seguridad.

Tallada en 1597 se encuentra en la actualidad en el Salvador de Sevilla.

23951604703_4bd1748610_k

Representa al famoso Cristobalón, figura apócrifa que ayudaba a los viajeros a vadear el río y se encuentra con el Niño Jesús con un peso increible (“Llevo encima mío todos los pecados del mundo”)

Su estilo nos muestra ya una madurez naturalista que le aleja  del manierismo (una rotundidad que se contendrá en futuras obras, en donde buscará una mayor depuración formal y culto a la belleza)

24283096970_dfff1187af_k

Por otra parte destaca la enorme musculatura, de raigambre miguelangelesca.

24283017670_2b7199a722_k

24470082332_d0594a385f_k

El Niño Jesús parece obra del taller.

 

UNA FOTOGALERÍA enlazada DEL ESCULTOR

 

Vicente Camarasa

Older Posts »

Blog de WordPress.com.