Palios

14 enero 2015

CLAUS SLUTER. SEPULCRO DE FELIPE EL ATREVIDO

Filed under: Gótico — Etiquetas: — vicentecamarasa @ 8:45

Durante los siglos finales de la Edad Media, el ducado de Borgoña fue una de las vanguardias culturales y artísticas europeas (en ella se desarrollará el más sofisticado gótico internacional o será la cuna de toda una forma de entender el protocolo y los comportamientos cortesanos que influyeron en lugares tan lejanos cono Italia, la grazia del Quattrocento, o el protocolo español a través de la herencia de Carlos V).

En el terreno escultórico, el gran escultor de Europa (tan sólo comparable con Gil de Siloé en España) será Claus Sluter, escultor de cámara de Felipe el Atrevido y su hijo Juan sin Miedo.

Entre sus obras maestra se encuentra este magnífico sepulcro de Felipe el Atrevido, muerto en la batalla de Poitiers, originalmente en la Cartuja de Champoll (panteón dinástico).

Su estructura general (que posiblemente heredó de su maestro, Jean Marville) es la tradicional en el momento: túmulo exento que ocupa la escultura yacente en su parte superior, acompañado de un ángel y un león.

Su verdadera innovación son las caras verticales. En ellas, y entre un bosque de baquetones y arcos conopiales, hace surgir una verdadera multitud de monjes (los plorones).

Las figuras son (pese a su pequeño tamaño) de una monumentalidad excepcional, tema al que contribuye el tratamiento macizo de sus paños, tan pesados, que caen en cascada sobre sus cuerpos.

El tratamiento de sus pliegues tiene mucho de dignidad romana (posiblemente uno de sus influencias) y se encuentran a la altura della Quercia o Donatello.

Junto a esto, el autor se muestra sumamente interesado por la individualizaión de sus figuras y, a la vez, su conexión con sus acompañantes.

De esta manera encontramos un delicioso catálogo de actitudes y gestos, desde los que se esconden bajo su casulla, encerrados en sí mismos, a los que quisieran arrancársela, los que rezan absortos, los que conversan en voz baja, los que se unen con la mirada perdida en un punto indefinido.

Es el triunfo de los sentimientos tan característico del mundo gótico, un antropocentrismo doloroso, el que nos habla de nuestra incapacidad para poder comprender y asumir la muerte

Anuncios

1 comentario »

  1. […] expresivo estarían Borgoña (en donde el tema era frecuente, como también, desde tiempo de Claus Sluters, la utilización de los plegados de los paños con efectos dramáticos, ciertos resabios goticistas […]

    Me gusta

    Pingback por Niccolò dell’Arca. Lamentación sobre el Cristo Muerto | Palios — 18 octubre 2016 @ 7:30


RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: