Palios

4 junio 2018

CRUCIFICADO DEL SEMINARIO MAYOR DE GRANADA. PABLO DE ROJAS

Filed under: Granada, Imagineros — Etiquetas: , , , — vicentecamarasa @ 7:03

Aunque a nuestros ojos contemporáneos nos parezca poco convincente, este Crucificado está en los orígenes de la gran plástica de la imaginería sevillana de Ocampo, Martínez Montañés o Juan de Mesa.

Lo que nos resulta extraño es, por una parte, la policromía, especialmente las carnaciones, excesivamente pálidas que el tiempo está dañando haciendo salir tonos verdosos bajo ella (y que tan poderosamente influirá en la escuela granadina, especialmente en José de Mora).

Sin embargo, valga compararlo con un crucificado de su discípulo (Cristo de los Desamparados de Martínez Montañés, o el de los Cálices), veremos que esta palidez sigue siendo habitual en el XVII sevillano, y sólo el tiempo y la suciedad han ido ennegreciendo las carnes, como múltiples restauraciones han dejado al descubierto.

Por otra parte, hemos de considerar la verdadera lucha que está realizando el autor, educado en las corrientes romanistas y manieristas (como la de Diego de Siloé) que aún son patentes en esta obra.

Sin embargo, y como siempre ocurre en Pablo de Rojas, y pese a todas las influencias, el imaginero intenta humanizar lo que sólo era fuerza corporal o distorsiones anatómicas en los estilos anteriores

FOTOGALERÍA ENLAZADA DE PABLO DE ROJAS

Anuncios

30 mayo 2018

JERÓNIMO HERNÁNDEZ. FOTOGALERÍA ENLAZADA

Filed under: General — Etiquetas: , , — vicentecamarasa @ 6:47

Virgen y Niño. Capilla del Museo. Sevilla

Discípulo y colaborador de Vázquez el Viejo con el que se traladaría desde Toledo a Sevilla se convertirá en el principal representante del manierismo sevillano.

Niño Jesús. La Magdalena. Sevilla

Resucitado. La Magdalena. Sevilla

Santas Justa y Rufina. El Salvador. Sevilla

26 marzo 2018

FRANCISCO DE OCAMPO. EL CALVARIO

Filed under: Imagineros — Etiquetas: , , , — vicentecamarasa @ 10:40

Obra cumbre de Francisco de Ocampo realizada en 1612.

En su elaboración se inspira en un trabajo de su maestro Martínez Montañés, el de los cálices o de la Clemencia, y lo hace por contrato.

El comitente, Gaspar Pérez de Torquemada, hace incluir en este “la hechura de un Cristo al natural, acabado como el que tiene el arcediano don Mateo Vázquez…”, por lo que el Cristo mira hacia el espectador para provocar la oración y comunicación con él.

Pese a ello muestra un mayor barroquismo, eliminando los cuatro clavos por tres, que fuerzan la postura de la parte inferior, y dando más realismos a los signos de la pasión.

Crea, además, una fórmula que hará fortuna (especialmente en Juan de Mesa), anudando a ambos lados de la cadera el paño de pureza

 

19 febrero 2018

ALONSO DE MENA

Filed under: General, Imagineros — Etiquetas: , — vicentecamarasa @ 10:35

Cristo del Amparo o de los siete reviernes

Iglesia de San José. Madrid

Mucho más conocido por su hijo (Pedro de Mena) o sus discípulos (Bernardo Mora o Pedro Roldán), representa la transición desde las propuesta manieristas de sus maestros (Andrés de Ocampo y Pablo de Rojas) y el pleno barroco de sus discípulos.

Cristo atado a la columna

San Francisco. Priego de Córdoba

Nuestra Señora de Belén.

Granada

Su conocimiento de la anatomía se pone en función de la comunicación dramática, a veces algo exagerada, que le ha reportado críticas, aunque muchas de sus propuestas serán recogidas tanto por Roldán como (indirectamente) por Juan de Mesa para aderezarlas con el oportuno naturalismo para llegar al barroco pleno.

Crucifixión

Nuestra Señora de la Alhambra

De hecho siempre existe la tentación de comparar su obra con la de su contemporáneo castellano, Gregorio Fernández, con el que tantos puntos tiene en común, pues las conocidas idealización y embellecimiento de la escuela andaluza de imaginería sólo se producirá a partir de Martínez Montañés y Alonso Cano.

Cristo atado a la columna

San Francisco. Priego de Córdoba

Santa Susana y Santa Úrsula

Nuestra Señora de la Alhambra

Hay, además una rigidez y un gusto por ciertas desproporciones anatómicas que son habituales del mundo manierista al que pertenece.

Cristo del Amparo o de los siete reviernes

Iglesia de San José. Madrid

Una curiosa imagen: Crucificado (Alonso de Mena) con Dolorosa a sus pies (Pedro de Mena)

13 febrero 2018

EL CRISTO DE VERGARA TRAS SU RESTAURACIÓN

Filed under: Imagineros — Etiquetas: , , — vicentecamarasa @ 18:16

Hace tiempo escribíamos un post sobre el espectacular Cristo de Vergara de Juan de Mesa.

Hoy volvemos a a verlo tras la espectacular restauración que ha realizado el IAPH gracias a las fotos que tomaron dos grandes amigas sevillanas.

Imágenes anterior y posterior a la restauración

Las imágenes (verdaderamente espléndidas) dejan sin aliento, y poco más podemos decir que lo que ya escribimos hace unos meses

Imágenes: Villa Jaenes y Reyes Lepe

31 enero 2018

CRISTO RECOGIENDO LAS VESTIDURAS. SALVADOR CARMONA

Filed under: castilla león, Imagineros, Jueves Santo — Etiquetas: , , , , — vicentecamarasa @ 9:42

Es la obra mayor de la Semana Santa salmantina y una de las maestras del escultor

En ella se observa el típico carácter impuro del imaginero.

Por una parte vemos su clara filiación a los modelos del gran barroco, en especial a las fisonomías de Gregorio Fernández y su gusto por las anatomías de rasgos nerviosos, suavemente estilizadas, y las laceraciones de la Pasión (sólo hace falta compararlo con su Ecce Homo del Museo Diocesano)

Junto a ello, en una mezcla casi imposible, Salvador Carmona no renuncia a la estética rococó presente en la postura que consigue convertir el fuerte escorzo en un verdadero paso de ballet, suave y elegante, que dibuja danzantes perfiles en zigzag en las visiones laterales.

La imagen procesiona por un hermosísimo itinerario el jueves santo (Aquí ya pusimos un vídeo de su salida procesional)

 

SALVADOR CARMONA. FOTOGALERÍA ENLAZADA

20 diciembre 2017

SAN ANTONIO DE PADUA. PEREIRA

Filed under: Imagineros — Etiquetas: , , — vicentecamarasa @ 9:30

Se trata de la imagen central del retablo que se desmontó en el XVIII en San Antonio de los Alemanes (o Portugueses) que preside el altar actual.

Si en San Bruno el tema era el éxtasis místico (como ya vimos aquí), aquí se busca el arrobo, cuando San Antonio recibe al mismísimo Niño Jesús en sus brazos y se convierte en un segundo San José.

Este sentimiento se provoca en la suave mirada que el santo dirige al Niño, que , desde lo humano, llega a la más dulce de las intensidades.

Junto a ello, también son destacables las texturas conseguidas en la ropa del santo y la perfecta anatomía infantil (tan rara de ver) en Jesús

Por si fuera poco, el mismo autor volvió a repetir el tema en la portada, en esta caso utilizando la piedra.

 La suavidad y exquisitez de la mirada aún son mayores, lo que es una verdadera prueba de maestría en un material tan poco dúctil

 

FOTOGALERÍA DEL ESCULTOR

25 noviembre 2017

ALEJO DE VAHÍA (1) IMAGINERO DEVOCIONAL

Filed under: castilla león, CATALUÑA, Gótico, Imagineros — Etiquetas: , — vicentecamarasa @ 1:01

Apenas si tenemos documentos de él, y conocemos mucho mejor su obra (sumamente característica) que su vida.

Su origen (por sus características estilísticas) habría que situarlo hacia mediados del XV en la zona germana, y como otros tantos artistas septentrionales (pienso en Gil de Siloé) llega a España (tal vez primero a la corona de Aragón, Valencia, lo que podría hablar más de un origen flamenco) para establecerse definitivamente en Tierra de Campos (posiblemente Becerril de Campos) en donde mantendría un amplio taller que le permitiría una obra sumamente amplia.

Como decíamos, la llegada de estos artistas (flamencos y germanos) a Castilla fue sumamente habitual durante el siglo XV, y habla tanto de las relaciones políticas y económicas que tiene esta Castilla con el norte de Europa (vinculada por caminos de peregrinación pero también por la lana de la Mesta y los grandes centros de ferias comerciales como Medina del Campo), como por el gusto por este arte tardogótico (frente a los modelos clasicistas de lo italiano, más bellos pero menos oportunos para los fines devocionales).

Precisamente, este gusto estético será la clave para el inmenso éxito que tendría este autor.

Al observar sus obras nos encontramos con una visión tan patética como expresionista del hecho religioso que resultaba perfecta para las imágenes de devoción, vinculadas a las fórmulas religiosas desarrolladas en Centroeuropa bajo la denominación de Devotio Moderna.

San Onofre eremita

Como ya vimos, los defensores de esta renovación pretendían una relación directa entre fiel y divinidad en donde la imagen debería servir como motivo de meditación (profundamente emocional) de la Pasión de Cristo (entre otros temas) o de su Infancia.

La imagen se convierte así en un indicio de lo divino emocional, alejada por completo de la realidad y que, en el caso del escultor, se resuelve en una serie de fórmulas una y mil veces repetidas que han servido a los especialistas para identificar su obra.

Retablo mayor catedral de Palencia

Una especie de cápsula de intensificación de sentimientos que tan bien aceptada será por el pueblo llano para el que trabaja (curiosamente, el propio Gil de Siloé recurrirá a muchas de estas fórmulas como el esquematismo, el envaramiento de las figuras o los esquemas geométricos cuando trabaja en madera con fines devocionales, como se puede observar en el retablo de la Cartuja de Miraflores o la reconversión que realiza Pedro de Berruguete a su vuelta de la clásica Urbino)

Existe, además, en la obra de Alejo de Vahía una fuerte tensión entre las maneras más geométricas (incluso podríamos decir que puramente protocolarias de sus ojos rasgados, formas del cabello, anatomías reducidas a pura linealidad) con la sonrisa bondadosa de muchas de sus obras y las miradas ¿suplicantes?, unas veces, ¿perdidas? en otras ocasiones, que generan enigmáticas sensaciones que no dejan indiferente al espectador y le hacen olvidar las citadas reiteraciones.

Es muy probable que estos rasgos (que no son comunes en todas sus obras) sean una evolución de su arte, su “castellanización” sobre los modelos septentrionales, aunque es sumamente complejo demostrar esta idea, pues no existe (por la falta de documentación y la escasa evolución de su estilo) una verdadera cronología de su obra 

Para saber más

.

Para mi amigo Juan, que de seguro tantas ideas puede aportar a este simple bosquejo

 

 

 

8 noviembre 2017

RETABLOS DE SAN FRANCISCO JAVIER Y SAN IGNACIO DE LOYOLA Gregorio Fernández

Filed under: castilla león, Imagineros — Etiquetas: , , , — vicentecamarasa @ 10:12

A ambos lados del gran retablo central Gregorio Fernández y su taller realizaron dos retablos (1620) dedicados a dos de los grandes nombres de la orden: San Francisco Javier y San Ignacio.

Su estructura resulta verdaderamente novedosa y bastante poco habitual en el mundo hispano, en gran parte porque tomaron como modelo el grabado de Rainaldi para el Vaticano, creando un ritmo verdaderamente romano de huecos y salientes que le otorgan gran movimiento (la gran hornacina central del cuerpo bajo frente a los huecos laterales superiores), unificando todo el conjunto sin que ello le quite primacía a la calle central.

De la misma manera se juega con la planitud de los relieves (Anunciación en el de San Francisco Javier; Visión de la Storta en el de San Ignacio) frente al bulto de los santos titulares y los bustos relicarios.

Dichos relicarios han de ponerse en relación con el gran relicario interno que ya vimos aquí y el culto a las reliquias que propiciará la compañía.

Ambos titulares son obra segura del maestro

 San Ignacio

 
 

San Francisco Javier

 TODOS NUESTROS POST SOBRE LA IGLESIA DE SAN MIGUEL Y SAN JULIÁN. VALLADOLID

23 octubre 2017

NAZARENO DE PRIEGO DE CÓRDOBA. PABLO DE ROJAS

Filed under: Córdoba — Etiquetas: , , — vicentecamarasa @ 10:00

Ahora se encuentra doblemente “oculto” bajo un mar de pan de oro del retablo, las vestiduras de terciopelo y el pelo natural.

Y pese a todo sigue resultando una imagen asombrosa de la que tanto debe Pasión de Martínez Montañés (su discípulo).

De la talla completa (con los vestidos también tallados) nos restan sus prodigiosas manos y su rostro, que abandonó cualquier resabio manierista para conseguir una mirada de una ternura y desolación sin parangón, con sus ojos claros y la barba suavemente tallada

.

FOTOGALERÍA ENLAZADA DE PABLO DE ROJAS

Older Posts »

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.