Palios

30 julio 2019

FRANCISCO OCAMPO. FOTOGALERÍA

Filed under: General — Etiquetas: , , — vicentecamarasa @ 6:31

Sobrino de Andrés de Ocampo, su estilo se inicia en modos manieristas que sn influenciados tanto por Martínez Montañés (que dulcificó sus composiciones) y Juan de Mesa (que las dotó de mayor intensidad dramática y tensión)

EL CALVARIO

EL SILENCIO

EL CERRO

CANDELARIA

CARRETERÍA

Anuncios

29 mayo 2019

SAN MARCOS (2). LOS RETABLOS DE VENTURA RODRÍGUEZ

Filed under: General, Madrid — Etiquetas: , , — vicentecamarasa @ 19:09

Ya nos ocupábamos en otra ocasión de la espectacular arquitectura de esta desconocida iglesia madrileña.

Hoy queremos repasar brevemente otra obra (quizás menor) del propio arquitecto en este templo: la estructura arquitectónica de tres retablos del templo que acogen las esculturas de Pascual de Mena.

En ellos encontramos el fecundo talento del arquitecto y sus fuertes vinculaciones con los modelos italianos.

A ambos lados de la puerta de entrada se encuentran dos retablos gemelos dedicados a Santa Escolástica y San Agustín.

En ellos se usa los motivos borrominescos de un muro convexo que avanza hacia el espectador y se rompe en su frontón  para añadir un ático (de nuevo borrominesco) que utiliza el óvalo para dejar paso a la pintura, rodeándolo de sus característicos ángeles y cerrándolo en la parte superior con un arco mixtilíneos.

Frente a ellos, el retablo central recurre a formas derivadas de Bernini.

Como ya veíamos en el Transparente de Cuenca, el arquitecto abre un óculo superior y lo vincula a la figura por medio de rayos dorados, al igual que el Éxtasis de Santa Teresa.

Sobre él se antepone un imponente templete de frontón partido en donde se juega (al modo romano) con la policromía de los distintos elementos.

 

VENTURA RODRÍGUEZ FOTOGALERÍA ENLAZADA

23 mayo 2019

ALTAR FALCONERI. SAN GIOVANNI DEI FIORENTINI

Filed under: General — Etiquetas: , — vicentecamarasa @ 15:47

 

En 1634,  Orazio Falconieri encargó a  Pietro da Cortona en donde aparecían, por primera vez en el arte barroco, ventanas ocultas  que iluminaban lateralmente el retablo.

En ella se incluirían las esculturas de Mochi con el Bautismo de Cristo, luego descartadas.

Bautismo de Cristo. Mochi

La idea fue rediseñada por Borromini, y otra vez más por Cortona que encargó el proyecto a Raggi en la parte arquitectónica y a Cirro Ferri (siguiendo la línea de Algardi), un relieve del Bautismo.

 

TODOS NUESTROS POST SOBRE SAN GIOVANNI DEI FIORENTINI

 

20 mayo 2019

SANTA CATALINA, SEVILLA

Filed under: General — Etiquetas: , , — vicentecamarasa @ 14:44

Cerrada durante años, su nueva apertura nos permite contemplar una de las iglesias más bellas de Sevilla.

Edificada sobre una antigua mezquita (la parte baja de su torre fue el alminar, actualmente recrecida en formas mudéjares), pertenece al amplio grupo de iglesias alfonsinas mudéjares de techumbre a dos aguas de madera.

Entre sus principales ámbitos habría que destacar dos de ellos.

Por una parte la capilla mudéjar, verdaderamente espectacular.

Y la reforma que haría Figueroa de la Capilla Sacramental, todo un canto barroco.

En ella tiene su sede la Cofradía de las Exaltación (Los Caballos), realiza por Roldán y su hija, la Roldana

 

SEVILLA DE LA A A LA Z

22 abril 2019

LOS REYES CATÓLICOS DE PEDRO DE MENA EN LA CATEDRAL DE MÁLAGA

Filed under: General — Etiquetas: — vicentecamarasa @ 6:35

La Hermandad de los Racioneros de Málaga encargó a Pedro de Mena en En 1676 dos esculturas arrodilladas de los Reyes Católicos que iban a ser destinados al retablo de la Virgen de los Reyes (talla tardogótica).

En realidad se pedía una copia a menor tamaño (el que siempre manejó mejor el imaginero) del conjunto realizado para la Catedral de Granada.

Para ellos retomó la posición orante (que las obras en San Jerónimo con el Gran Capitán habían iniciado), sumamente hierática (como el ejemplo expuesto) aunque con su tradicional delicadeza en el tallado de manos y rostros.

 

PEDRO DE MENA

14 abril 2019

LA CANASTILLA DEL GRAN PODER. RUIZ GIJÓN

Filed under: Semana Santa, Sevilla — Etiquetas: , , — vicentecamarasa @ 6:21

La canastilla del paso del Gran Poder es una de las obras cruciales de nuestro barroco aunque suela pasar desapercibida a la hora de hablar de Él (como ya hicimos aquí).

En realidad se trata de un verdadero retablo andante, toda una arquitectura en madera que sirve a la imagen de Juan de Mesa tanto en lo iconográfico (ejemplicar los modelos de la Pasión de Cristo y el anuncio de la llegada de Cristo mediante esas parábolas y el Antiguo Testamento y los símbolos del Martirio, según José Luis Gómez) como lo estético (creando todo un modelo de curvas y contracurvas derivado del gran barroco italiano).

Crea así un modelo que tendrá una importancia crucial en el desarrollo de los pasos de la Semana Santa sevillana.

Su autor, Ruiz Gijón (según acta publicada por Hernández Díaz, en 8 de abril de 1692), la realiza en plena madurez, siguiendo os modelos retablísticos de la época (de ahí su constante relación con Simón de Pineda ) en donde ya había triunfado el barroco triunfante, abandonando los rastros manieristas del periodo anterior.

Iconográficamente se trata de toda una reflexión teológica sobre el poder divino y su relación con los hombres a través de la misericordia, tanto del Antiguo Testamento (Moisés haciendo brotar agua de la roca, el Arca de Noé), como del Nuevo Testamento (parábola del Hijo Pródigo), insertándose en el centro de las cuatro caras relieves alusivos a la Pasión en donde Cristo sufre y muere por amor a los hombres.

Estas cartelas en relieve están acompañadas de ángeles volanderos, estando las de las esquinas adornadas por imponentes águilas bicéfalas.

Junta a ellas encontramos las esculturas de ángeles pasionarios (una verdadera especialidad del autor que ya había realizado, como las de la actual San Isidoro), que sustentan los elementos de la pasión o filactelias.

Actualmente sustituidos por faldones bordados, llegó a tener respiraderos de talla con decoración de hojarasca calada (Gómez Villa).

El paso en su conjunto es toda una declaración de principios sobre la idea de movimiento fluido y continuo, con una base construida a través de curvas y contracurvas en donde se integran los distintos episodios figurativos hasta formar un todo indisoluble cuyo movimiento se traslada a la parte superior, culminándose en los citados ángeles pasionarios.

 

FOTOGALERÍA ENLAZADA DEL IMAGINERO

25 marzo 2019

EL BAUTISMO DE CRISTO. GREGORIO FERNÁNDEZ

Filed under: castilla león — Etiquetas: , , , — vicentecamarasa @ 10:53

Obra de madurez del maestro realizado en 1624 para un pequeño retablo de la capilla funeraria de  Antonio de Camporredondo y Río, caballero de Santiago (iglesia del Carmen Descalzo de Valladolid).

El panel de grandes dimensiones estaba pensado para una contemplación casi frontal, ya que se encontraba a una altura muy parecida al del espectador.

El tema, como otros tantos que hemos visto en la Contrarreforma, no sólo se refiera al propio Bautismo de Cristo, sino que es toda una representación del valor de este sacramento, inaugurado doctrinalmente por San Juan Bautista en el Jordán.

Posiblemente por ello se prescinde de la representación tradicional del Renacimiento (con Cristo en pie, introducido en el río), colocándole de rodillas y en actitud de sometimiento y dándole una importancia mayor al gesto del Bautista, con una concha que se eleva sobre su cabeza. (Una composición semejante es utilizada por Martínez Montañés)

Martínez Montañés. Bautismo de Cristo

Sin embargo, frente a la del sevillano, Gregorio Fernández busca una mayor sencillez (eliminando personajes, como los ángeles de la izquierda) y una relación más intensa entre ambos personajes, que coloca de perfil, eliminando así al contemplador (Martínez Montañés lo involucra creando un movimiento en zig zag desde lo lejano (ángeles) a lo más cercano (Cristo) que vuelve hacia el espectador, que realmente sería la continuación virtual de este movimiento).

En este sentido responde a una estética más cercana al último manierismo, como se puede observar en esta obra de Mochi

Mochi. Bautismo de Cristo

La obra resulta también mucho más radical (y por ende, manierista) en cuanto al tratamiento de su relieve, creando figuras casi de bulto redondo en los personajes principales que salen del propio marco  y eliminando los planos intermedios, volviéndonos a fijar la relación de Cristo y San Juan como objeto de la contemplación (obsérvese la diferencia con Martínez Montañés en la que vemos evolucionar lentamente los planos hacia el exterior siguiendo el movimiento que antes analizábamos, llegando a un medio relieve en los personajes fundamentales que nunca llega a romper la unidad del conjunto).

Las características formales insisten en su estilo característicos: cánones alargados, de escasa masa muscular, paños duros, con pliegues cortantes, desarrollo de las cabelleras y fuerte tensión creada a través de tendones y articulaciones.

 

GREGORIO FERNÁNDEZ. FOTOGALERÍA ENLAZADA

18 marzo 2019

LAS ICONOGRAFÍAS DE LA CONTRARREFORMA (3). La penitencia y la confesión.

Filed under: ICONOGRAFÍA — Etiquetas: , — vicentecamarasa @ 9:02

El Greco. Las lágrimas de San Pedro

De la misma manera que otros sacramentos como la eucaristía, la nueva iglesia trentina intentará llamar la atención sobre el sacramento de la confesión (que era negado por la reforma) utilizando para ello dos temas que aludían al arrepentimiento.
Uno de ellos será las lágrimas de San Pedro en donde el Greco, de nuevo, será un adelantado.


Con él se unían arrepentimiento y papado, arrepentimiento e iglesia, que conformaban los pilares de la confesión.

Pedro de Mena. Magdalena penitente

Otro de los temas utiliza a la figura polisémica de María Magdalena que establece su penitencia en el desierto de Provenza, acercándose al fiel por medio de una pecadora
De la misma manera habría que entender la parábola del hijo pródigo de Murillo

Tomado de wikipedia

Aquí ya hablamos de la penitencia desde el contexto jesuita de los Ejercicios Espirituales

 

TODAS LAS ICONOGRAFÍAS DE LA CONTRARREFORMA

 

13 marzo 2019

LOS RIBAS

Filed under: Imagineros — Etiquetas: , , , — vicentecamarasa @ 9:00

Nazareno de las Siete Palabras. Felipe de Ribas. San Vicente

Dinastía de imagineros (Felipe y Dionisio) procedentes de Córdoba (posiblemente formados con Juan de Mesa) que trabajaron para Martínez Montañés, Pedro Roldán y Alonso Cano.

Además de las imágenes su obra en el campo de los retablos fue notable, introduciendo (Dionisio) el uso de la columna salomónica y unas fórmulas más unificadas que acababa con la herencia del tardomanierismo (en gran parte siguiendo las ideas planteadas por Alonso Cano)

Retablo de San Pedro. Sevilla

Retablo de San Lorenzo (en colaboración con Martínez Montañés)

.

Retablo de San Juan Bautista. Felipe (parte arquitectónica con imágenes de Montañés). Santa Paula

Relieves del retablo de San Vicente. Felipe y Dionisio

Retablo del Sagrario. Dionisio (esculturas de Pedro Roldán)

Niño Salvator Mundi

(Círculo de Dionisio)

7 marzo 2019

VELÁZQUEZ Y LA MELANCOLÍA. Del Marte pensativo a las Meninas

Filed under: ICONOGRAFÍA — Etiquetas: , — vicentecamarasa @ 10:26

Velázquez. Marte pensativo

Tomado de http://es.wikipedia.org/wiki/Descanso_de_Marte

Como ya señaló Angulo, esta imagen de Marte pensativo que adornaría la torre de la Parada (lugar de cacerías), se basa directamente en una obra clásica, el Ares Ludovisi de Apoxiomeno.

Ares Ludovisi. Copia de Lisipo. Siglo IV a. C.

Esto vuelve a reafirmar tanto la cultura clásica que tuvo Velázquez como lo provechoso que le fue su primer viaje a Italia (del que mantendría recuerdos durante toda su vida, inspirando obras como las Hilanderas desde la Capilla Sixtina o la Venus del Espejo del Hermafrodita dormido).

Otra cosa muy distinta es saber para qué se realizó esta obra, cuál es su verdadero significado. Tradicionalmente (Gállegose ha interpretado como una visión pesimista de la realidad histórica de nuestro propio imperio, las derrotas a sus tercios, antaño invencibles. Por ello, Marte (el dios de la guerra) se muestra pensativo (recordando así a las Capillas Mediceas de Miguel Ángel), de una manera totalmente antiheroica (el escudo caído, la musculatura flácida, el bigote sin fuerza…). Una especie de Alastriste llegado a su extremo, comprendiendo la caída fatal del Imperio.

Sin descartar esta interpretación últimamente se insiste  en una visión más global, la del desengaño y melancolía que invade la segunda mitad del siglo XVII (De la Flor). No hace falta que busquemos demasiado para encontrar estos síntomas de desengaño en intelectuales de la época: Quevedo, Lope o Calderón

 

Miré los muros de la patria mía,

si un tiempo fuertes ya desmoronados

de la carrera de la edad cansados

por quien caduca ya su valentía.

Salíme al campo: vi que el sol bebía

los arroyos del hielo desatados,

y del monte quejosos los ganados

que con sombras hurtó su luz al día.

Entré en mi casa: vi que amancillada

de anciana habitación era despojos,

mi báculo más corvo y menos fuerte.

Vencida de la edad sentí mi espada,

y no hallé cosa en que poner los ojos

que no fuese recuerdo de la muerte.

Quevedo

 

Y mucho antes incluso el propio Cervantes, especialmente en su segunda parte del Quijote, en donde el caballero andante poco a poco recobra el juicio y con él retorna una realidad gris y monótona, sin aventuras que emprender.

  Es la cultura del desengaño que invade una gran parte de nuestro siglo de Oro. Una consecuencia de la situación política, moral o científica que hace desconfiar de la realidad y del mundo, fuente de de engaños y tristezas.

Su posición más extrema ya la hemos visto en ese culto a la muerte que vimos en un capítulo anterior. La multiplicación de calaveras, vanitas, la espectacular conmemoración de la Semana Santa. (Es la vía del Ecliasastés, lectura bíblica referente de la época, de una desesperanza casi suicida, De la Flor, un desesperado pensamiento que considera la historia como un cúmulo de tragedias que culminarán en la derrota final, una historia triste (Benjamín) que nos llevará hasta la salvación con la llegada de la tercera Parusía, la tercera vuelta de los Reinos de los Cielos ante la cuel debemos, antes, penar)

Una segunda salida será la de esconderse ante el mundo, negándolo a través de la idealización completa. ¿Para qué recrearse en una realidad tan descorazonadora?, pensarán artistas como Alonso Cano o Murillo mientras  pintan o esculpen sus Vírgenes bellas, los pilluelos de la calle, sucios pero alegres.

Murillo. Inmaculada

Tomado de http://www.spanisharts.com/history/barroco/barroco_murillo.html

(Habría otra tercera vía, la de vivir la vida apurándola en tragos largos, aquella del que brillará fulminantemente pero sólo unos instantes, como la del Conde de Villamediana)

 Frente a estos dos caminos, Velázquez opta por una vía intermediaNi arrastrarse por la desesperanza ni inventarse un mundo, simplemente representar lo que hay con una melancolía del que sabe que todo se destruirá . Basta pensar en algunos de sus bufones que miran el mundo sin comprenderlo, y no por falta de capacidad sino porque ya es imposible hacerlo. Son, en el fondo, un retrato colectivo de la sociedad, una exaltación de la locura lúcida (como la del licenciado Vidriera de Cervantes) que no quiere abandonar la enajenación, pues de nada valdría

El bufón calabacillas. Velázquez

Tomado de

http://commons.wikimedia.org/wiki/Category:Diego_Vel%C3%A1zquez

Son los retratos últimos de Felipe IV y su íntimo descorazonamiento. Son, también, los juegos teatrales, la multiplicación de la realidad que generan los espejos, que abundan en la obra final de Velázquez. ¿En que termina la exquisita belleza de la Venus del Espejo? En un espejo emborronado que sólo consigue darnos la imagen confusa de un espectro. (¿Será acaso una vanitas encubierta?) ¿Quiénes son realmente las hilanderas? La fábula moral de final inapelable: no nos podemos atrever a rebelarnos contra los dioses o nuestro destino, pues seremos castigados.

Las Hilanderas

Tomado de  http://commons.wikimedia.org/wiki/Category:Diego_Vel%C3%A1zquez

Bajo esta perspectiva las Meninas cobrarían una nueva luz. Una corte llena de bufones que comparten espacio con los reyes, las monjas y los servidores, en una habitación oscura ; un gran cuadro vuelto al revés en el que aparecería ¿la realidad? Velázquez mirando fijamente para pintar la melancolía de un mundo en sus últimos alientos que ya es más teatro que realidad. Se ha abusado tanto de las apariencias que sólo ellas han conseguido sobrevivir en el naufragio y habrá trajes de telas preciosas en un palacio en donde no había para cenar algunas noches los reyes, movimientos pausados, gestos graves que sólo (de nuevo) el loco (Pertusato) no quiera entender y juega con el perro

Las Meninas

Tomado de http://commons.wikimedia.org/wiki/Category:Diego_Vel%C3%A1zquez

Pues las certezas han desaparecido. El rey se ha convertido en un turbio reflejo, Dios les ha abandonado en los campos de batalla frente a los herejes, que al final han triunfado. Los grandes planes del Conde duque naufragaron y entre la multitud de los nuevos validos hay una monja de clausura (Sor María de Ágreda) que mantiene una compleja relación epistolar con el rey y marca la ideología de sus decisiones.

La visión del mundo un segundo antes de desaparecer. Acaso son eso las Meninas (también), como tal vez volviera a comprender Goya con su familia de Carlos IV, utilizando para ello el ejemplo de las Meninas

Para saber más

Un comentario muy interesante del cuadro de Marte pensativo lo tenéis en

http://es.wikipedia.org/wiki/Descanso_de_Marte

 

VELÁZQUEZ BÁSICO

Older Posts »

Blog de WordPress.com.