Palios

15 febrero 2018

BARROCO EN BRAGA (2) EL SANTUARIO DEL BOM JESUS

Filed under: General, PORTUGAL — Etiquetas: , — vicentecamarasa @ 8:28

Junto a Andres Soares (que ya analizamos aquí), Carlos Amarante es la gran figura del barroco tardío de Braga.

Su obra más relevante es el diseño del Santuario del Bom Jesus, en las afueras de la ciudad, patrocinado por el arzobispo Arzobispo D. Rodrigo de Moura Teles

Esta iglesia (ya de trazas más neoclásicas que barrocas) sustituye a una anterior del siglo XVII, de forma ovoide.

 

Sin embargo, esto sólo fue la guinda de un enorme pastel que tardó más de medio siglo de construirse.

Partiendo de una pequeña ermita dedicada a la Santa Cruz, se recoge la idea de los sacromontes piamonteses (como la Superga de Juvara) para crear un macro-objeto barroco que no sólo ha de verse, sino también pasearse, o mejor dicho, subirse trabajosamente para rememorar (en cuerpo propio, no hay mayor cenestesia) la pasión de Cristo.

Situado en una empinada montaña cubierta de una desbordante vegetación, el fiel comienza su visita pasando bajo un arco.

Allí comienzan unas suaves escaleras y rampas que van ascendiendo en zigzag entre las arboledas.

En sus recodos encontrará capillas octogonales cubiertas por chapiteles cubiertos de musgo. En su interior, como verdaderos cuadros vivientes en donde se entremezcla pintura mural y escultura en terracota policromada, irá observando los distintos episodios de la pasión de Cristo

Escenas que emergen en la penumbras interiores, iluminadas por velas, que son la perfecta representación de la “puesta en lugar” que pretendía San Ignacio en sus Ejercicios Espirituales.

Tras varias estaciones culminará en una rotonda central, verdadero eje perspectívico de la segunda parte del conjunto, la más relevante.

Ante él tendrá uno de los urbanismos barrocos más fascinantes que existen creado por la inserción de una doble escalinata que se abre y se cierra según asciende. Al fondo, cerrando el punto de fuga, se encuentra la citada iglesia.

 

Esta escalinata se corona por múltiples figuras (desde los sentidos en las fuentes centrales, los principales representantes del Antiguo Testamento o las Virtudes Cardinales), mientra el agua, encauzada a través de fuentes, recorre el sentido contrario del fiel, marcando un movimiento (y sonido, que lo acompañará) en su esforzada ascensión.

Según su cuerpo se mueva y cambie el punto de observación la visión se le abrirá y cerrará sin pausa, enredándose en un laberinto de líneas verticales y horizontales animadas por una malla de diagonales contrarias que le producirán un efecto de mandala, siempre repetida y, a la vez, siempre distinta.

Cuando termine su recorrido, dos grandes escalinatas (esta vez generadas por elegantes curvas) le llevarán al final de su recorrido, plantándose ante la basílica en cuyo ábside campea un espectacular calvario.

Durante todo este trayecto se unirán el esfuerzo físico (leve paralelo de la Pasión), las múltiples iconografías bíblicas y neotestamentarias y un movimiento insomne.¿Qué más puede pedirse a una obra barroca?

 

DE TURISMO POR PORTUGAL

Anuncios

Dejar un comentario »

Aún no hay comentarios.

RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: